Inicio imagenfondo (9k)   imagenfondo2(9k)
entrevistas
novedades
semblanzas
cronologia
cienciaficcionario
rol  
autores
noticias
critica
cronicas
premios
eventos
 
CF cubana
 

Creadores de Universos

Cuban Science Fiction in English
El Guaicán Literario
La CF cubana vista desde el exterior  
¿Algo caracteriza a la CF cubana?
¿Por qué escriben?
Publicaciones recibidas

Premio OX
para El Guaicán

La Marvel Comics y sus
Politiqueros Superhéroes
 
 

Por Eduardo A. Guzmán Novoa

A diferencia de la DC Comics, la Marvel siempre optó por buscar argumentos mas "realistas" para sus historietas. Sus guiones se suelen alejar del tópico de los simples "supervillanos" para centrarse en enemigos concretos (nazis, sovieticos, chinos comunistas). Por eso este artículo no es sólo un panorama de los comics de la Marvel... también es una radiografía de los curiosos vavivenes de la política exterior norteamericana.

En USA, la DC Comics parece la más importante compañía de historietas: es la dueña de superhéroes como Superman, Batman, la Mujer Maravilla, Flash y un largo etcétera. Sin embargo, no es un monopolio: hay una fuerte competidora, de menos antigüedad que la DC, que tiene sus propias creaciones y estilo, muy distintos a los de la DC: me refiero a la Marvel Comics.

La Marvel Comics también ha creado superhéroes propios, pero éstos tienen un algo que los hace superiores a los de la DC: el realismo. Las aventuras no suceden en lugares imaginarios como Metropolis o Gotham City, sino en ciudades reales: Washington o Nueva York, por ejemplo. Pero hay otro aspecto de la Marvel que la ha puesto por encima de la DC: sus superhéroes han incursionado, casi siempre, en el mundo de la política internacional.

Es sobre esta interesante cuestión que quisiera tratar: el lado político de los superhéroes de la Marvel Comics. Si la DC enfrentaba a su héroes con villanos (aliens, científicos locos o ficticias organizaciones criminales) que aludían a enemigos de la vida real, la Marvel no se valía de alusiones o metáforas: mencionaba al verdadero enemigo con todas sus letras.

En la II Guerra Mundial ya se notó este "realismo" de la Marvel. Después de que América entrara en el conflicto, el 7 de diciembre de 1941, la DC Comics hizo que Superman, Batman y compañía dejaran de lado su lucha contra gangsters o genios maléficos para combatir a nazis y japoneses. Pero la Marvel Comics, que entonces aún no se llamaba así, fue más lejos: sus creaciones combatieron abiertamente al Eje ANTES de la entrada oficial de USA en la guerra. El mejor ejemplo está en el patriotero y antifascista Capitán América, que en su primera aventura de marzo de 1941 (cuando los americanos trataban de mantenerse neutrales del conflicto europeo) no solo peleaba contra el agente alemán Red Skull sino que, en la portada de su revista, aparece derribando de un puñetazo nada menos que... al Führer.

Acabada la guerra, volverían a los cómics los viejos villanos de antes. En el mundo de la realidad, empezaba la larguísima Guerra Fría. Los cómics de la DC no se dieron por enterados, y no mencionaron para nada a enemigos como los "rojos"... si bien hubo, de vez en cuando, alguna veladísima alusión: "un agente de un país enemigo". Mas bien, volcaron la histeria anticomunista a sus apolíticos villanos, haciéndolos tan tiránicos, colectivistas y traicioneros como los "commies".

La cosa siguió así hasta los años sesenta. La Marvel Comics iba a introducir, en ese universo de fantasía, una inesperada dosis de realismo. Comenzaron a aparecer superhéroes que no combatían por "la Verdad y la Justicia", tan generalizadas, sino que serían luchadores de "la Libertad y la Democracia". Y no peleaban para salvar a "la tierra" o a "la humanidad"; lo que ellos defendían era el "mundo libre".

Aparecieron villanos que no provenían del espacio exterior o de alguna inverosímil organización criminal, sino que eran espías y saboteadores extranjeros. La procedencia de estos nuevos enemigos ya no fue camuflada con lo de "agentes de una potencia enemiga" o inventando un país inexistente.

Los asombrados lectores vieron que estos nuevos "malos" tenían sus cuarteles generales en Moscú o Pekín, se llamaban entre ellos "camarada", tenían por logo a la hoz y el martillo... ¡incluso hubo aventuras donde los jefes máximos de estos villanos eran los mismísimos Nikita Khruschev o Mao Tse-tung!

Recordemos brevemente a algunos superhéroes de la Marvel, confirmando cómo muchas de sus aventuras (o hasta su origen mismo) estuvieron ligados a la Guerra Fría.

EL CAPITAN AMÉRICA quedó, al final de la II Guerra Mundial, en estado de animación suspendida. Despertado en los sesentas, nuestro héroe enfrentó a viejos enemigos (Red Skull, el barón Zemo, el barón Von Strucker, Armin Zola, etc.) agrupados en super-organizaciones neo-nazis (destaca HYDRA). No, el Capi no estaba para dejar su lucha contra los fascistas y cambiarlos por el enemigo "rojo"... si bien tuvo aventuras donde también luchó contra los comunistas. La principal fue cuando enfrentó a su contraparte soviética, el Guardián Rojo.

LOS CUATRO FANTASTICOS fueron producto de la Carrera Espacial USA-URSS. Tratando de adelantarse a los rusos en los viajes espaciales, Reed Richards, su esposa Sue, su joven cuñado Johnny y su amigo piloto Ben Grimm (Reed y Ben eran veteranos de la II Guerra Mundial) se embarcan en la creación de un cohete interestelar. Cuando el Gobierno amenaza retirarles los fondos, nuestros cuatro amigos viajaron apresuradamente en la nave experimental al espacio, "para llegar a las estrellas antes que los rojos" (al parecer, estamos poco antes del lanzamiento del Sputnik). Una tormenta de rayos cósmicos desvía la nave y la hace estrellarse en la tierra, donde descubren que han adquirido super-poderes, convirtiéndose así en Mr. Fantástico (Reed), la Mujer Invisible (Sue), la Antorcha Humana (Johnny) y la Cosa (Ben)... pondrán sus nuevos poderes al servicio de la Libertad y la Democracia del mundo libre. Entre los múltiples enemigos que enfrentarían destaca el científico soviético Ivan Kragoff, quien fue lanzado a la luna con tres simios; los mismos rayos cósmicos lo convertirían en el Fantasma Rojo (con el poder de la intangibilidad), y sus monos (que adquirieron super-fuerza, energía magnética y el don de la metamorfosis) se convertirían en los Supersimios.

EL INCREIBLE HULK tuvo un origen bien politiquero: el joven científico Bruce Banner prueba en una base militar su último invento, la poderosa Bomba G. Pero su asistente, el espía soviético Igor Starsky (Igor Drenkov en otras ediciones) intenta asesinar a Banner, exponiéndolo a los rayos gamma cuando salvaba a un adolescente imprudente. Convertido así en el gigante verde Hulk, empezará combatiendo al super-inteligente y deforme Gargoyle, científico y jefe de inteligencia ruso (víctima de la radiación gamma, igual que Banner); posteriormente lucharía con el monstruoso Abominación, un enorme mutante procedente de la comunista Yugoslavia. También peleó contra el soviético Gremlin, hijo de Gargoyle, quien también quedó deforme como su padre. Pero su principal archi-rival es un barrendero americano que, también contaminado por los rayos gamma, obtuvo super-inteligencia y piel verde; acabó convirtiéndose en el Líder, espía y quintacolumnista al servicio de la URSS. También destaca una aventura donde Hulk arrasa con el Ejército Rojo en la mismísima Siberia. Lo más curioso es que el macartista Gral. Ross, que dirige la base militar, se obsesiona con destruir a Hulk, pues lo cree un saboteador enviado por los "commies".

SPIDERMAN comenzó como una víctima de los experimentos con la energía atómica (la llamada de atención es clara): el estudiante Peter Parker es picado por una araña común, accidentalmente expuesta a la radiación de un laboratorio. Parker adquirirá los poderes arácnidos que le convertirán en Spiderman. Su lucha en la Guerra Fría fue escasa: sus enemigos fueron casi siempre estrambóticos gangsters neoyorquinos... si bien también destaca su lucha contra un espía soviético, el agente secreto Camaleón, un maestro del disfraz.

IRON MAN es, quizás, uno de los más políticos superhéroes Marvel. Cuando USA solo mandaba consejeros militares a Vietnam, el genio industrial Tony Stark se interna en la jungla y, tras pisar una mina, es mortalmente herido y hecho prisionero por los comunistas. Obligado a servirlos en un laboratorio, Stark aprovecha y construye una super-armadura que no solo salva su vida sino que le ayuda a escapar. De vuelta en América, se pone al servicio de la defensa del mundo libre como el anónimo Iron Man. Combatirá al soviético Dínamo Rojo, quien pronto desertará a Occidente y perfeccionará la armadura de Stark (cosa que pagará con su vida). Luego luchará contra otro "rojo", el gigantesco Hombre de Titanio, a quien derrotará varias veces. También deberá enfrentar a la espía y saboteadora soviética conocida como la Viuda Negra. Incluso llega ponerse, cara a cara, con el Premier de la URSS (Khruschev). Sin embargo, su némesis sería el super-agente de la China Roja, conocido como el Mandarín.

Hay más superhéroes Marvel, pero solo he citado a los más destacados.

Notarán la audacia de la Marvel Comics, que se situaba en un contexto bien realista, aún a riesgo de que varios de sus héroes quedaran, en un futuro, "desfasados"... como efectivamente ha ocurrido en el mundo post Guerra Fría de hoy.

Pese que, debido al deshielo, varios de estos politiqueros personajes han perdido una parte de su encanto, no por eso han pasado al retiro. Veamos algunos ejemplos.

* El Capitán América, que combatía a fascistas y, de vez en cuando, a los "rojos", ahora solo combate de nuevo a los fascistas, a veces en flash-backs de la II Gran Guerra o en HYDRA y otras organizaciones neo-nazis.

* Los Cuatro Fantásticos se originaron por un simple accidente de astronáutica que nada tuvo que ver con la Carrera Espacial. Reed y Ben cambiaron a veteranos de Vietnam (y, recientemente, se cambió Vietnam por el Golfo Pérsico). En cuanto al Fantasma Rojo... creo que ese "commie" y sus Supersimios simplemente han sido ignorados por las nuevas ediciones.

* El origen de Hulk ha sido re-editado varias veces: sustituyendo al saboteador comunista por un alien, omitiendo el tema del sabotaje "rojo", etc. El Líder es ahora un supervillano apolítico que planea conquistar el mundo. Gargoyle y Abominación son monstruosos mutantes al servicio del Líder. Y el psicótico Gral. Ross quiere destruir a Hulk solo porque sí.

* En el nacimiento de Spiderman, las alusiones a la amenaza atómica han sido descartadas... y, en una reciente versión fílmica, sustituida por el uso irresponsable de la ingeniería genética. De ser un agente de la URSS, el enmascarado Camaleón se ha convertido en un mercenario al servicio de quien le pague mejor.

* Iron Man ha cambiado no solo su origen sino también su finalidad: combatir a todo tipo de mal que amenace a USA o al mundo. Aunque los nuevos villanos de hoy ya no tienen el "encanto" de los de la Guerra Fría. Por ejemplo, el Mandarín pasó de ser un agente de Mao a ser una especie de super-líder criminal con planes de dominación mundial (muy semejante al mítico chino Fu-Manchú).

He aquí una desventaja de personajes tan realistas: un imprevisible giro de la historia puede dejarlos obsoletos... a menos que encuentren un nuevo enemigo.

¿Lo hallarán? Se dice que en la Guerra de Golfo Pérsico apareció una portada donde el Capitán América repetía el mismo gesto de su revista número uno, solo que sustituyendo a Adolf Hitler por Saddam Hussein. Y, sin ir muy lejos, tras el atentado terrorista del 11 de septiembre, apareció otra imagen del Capi, abatido mientras contempla las Torres Gemelas de Nueva York destruidas. Incluso por esa misma fecha, la Marvel sacó a un Hulk patriotero, sosteniendo la bandera de las barras y las estrellas (!)

Tal vez la Marvel Comics nuevamente politice a sus viejos superhéroes, pues al parecer ya surgió un nuevo enemigo: el Islam. ¡Pero vamos! Los extremistas musulmanes podrán causar atentados terroristas grandes, pero nada más; NUNCA se verán como la terrible amenaza que fueron los nazis o los "rojos" en sus respectivas épocas... ni en el mundo real ni en el de los cómics.

Así y todo, no faltará quien le guste ver al Capitán América dando otro patriotero puñetazo, esta vez sobre la barbuda cara de Osama bin Laden. O que Hulk arrase, él solo, contra los ejércitos talibanes. Y hasta los Cuatro Fantásticos invadiendo (y "libertando") Afganistán, mientras Iron Man combate a los saboteadores musulmanes en USA. Y en Nueva York, Spiderman pelea contra el Camaleón, quien ahora trabaja para los afganos.

Sería algo novedoso, pero no sería lo mismo de antes. Lo dicho, una desventaja de ser de la Guerra Fría. Si tan solo la Marvel Comics hubiera imaginado que ésta terminaría algún día...

Tal vez tengan una cierta aceptación en esta nueva etapa, pero siempre quedará algo de la nostalgia de ver a los superhéroes Marvel pisoteando a la hoz y el martillo, mientras luchan "por la Libertad y la Democracia del mundo libre".

Tomado de: Quintadimesion.com

 
Dirección editorial:
Gerardo Chávez Spínola
Diseño web:
Yalier Pérez Marín / Rafael Arteaga
Mantenimiento web:
Rafael Arteaga
Asesoría técnica:
Alejandro Jiménez Pérez

CubaLiteraria