Programa cobertura
informativa
 

Encuentro con Gianni Vattimo
Archivos desclasificados: Cómo Gianni Vattimo devino comunista

Yasmín S. Portales Machado

Este es el guión de la entrevista en tiempo real que vamos a transmitir por la RAI cuando logremos “jaquear” el código satelital de la TV italiana. Es parte de un proyecto de terrorismo mediático para que los habitantes de Italia dejen de creer en Silvio Berlusconni, Anthony Blair, Goerge W. Bush y otros ciudadanos honorables de Occidente. Para lograr que voten por los radicales que desean socializar las ganancias de las empresas nacionales y transnacionales, salir de la OTAN y controlar la industrialización con criterios ecologistas y de respeto a las economías locales.

Como corresponde a un reality show, estas preguntas están planeadas para promover el consumo de un producto comercial de apariencia inocua, en este caso un libro profundamente ofensivo para Su Majestad Imperial George W. Bush y Su Santidad el Papa. El libro en cuestión se llama Ecce Comu y contiene artículos del entrevistado, Gianni Vattimo, quien narra su evolución hacia el comunismo, mientras los partidos tradicionales de la izquierda italiana se mueven hacia el centro.

Escenario: Sala Nicolás Guillén del castillo San Carlos de la Cabaña

Tiempo: 15 de febrero de 2007, durante las jornadas de la Feria del Libro de Cuba

Personajes:
Gianni Vattimo: Filósofo italiano. Fue profesor de Estética en la Facoltà di Lettere e Filosofia de Turín, de la que fue asimismo su decano. Ha sido profesor visitante de las universidades norteamericanas de Yale, Los Angeles, New York University y State University de Nueva York. Doctor “honoris causa” de las Universidades argentinas de Palermo y La Plata y vicepresidente de la Academía de la Latinidade. Entre sus obras traducidas a la lengua española destacan: Las aventuras de la diferencia. Pensar después de Nietzsche y Heidegger, El pensamiento débil, El sujeto y la máscara, En torno a la postmodernidad (con otros), La sociedad transparente, Ética de la interpretación, El fin de la modernidad, Introducción a Heidegger, Creer que se cree, Más allá de la interpretación, La secularización de la filosofía. Hermenéutica y posmodernidad (comp.), Filosofía y poesía: dos aproximaciones a la verdad, y Diálogos con Nietzsche. Ensayos 1961-2000. Fua jurado de la cuarta edición del concurso internacional de ensayo Pensar a Contracorriente 2007, entregado el pasado 12 de febrero en esa misma sala.

Magda Resik Aguirre: Periodista cubana.

Hiram Hernández Castro: Profesor de la Universidad de La Habana, escritor, jefe de Redacción de Economía y Política en la editorial Ciencias Sociales

Abel Prieto: Escritor y ministro de Cultura de Cuba

Público diverso

Periodistas, fotógrafos, camarógrafos

Acto único:

En una mesa ancha, de frente a la cámara, están sentados Magda Resik, Gianni Vattimo e Hiram Hernández Castro. El público está sentado en sillas dispuestas en líneas, dejando un pasillo al centro para la circulación de personas y las maniobras de los miembros de la prensa gráfica. Ellos y ellas, que tienen diversas edades, colores de piel y vestuarios, permanecen de espaldas a la pantalla. Varios tomarán notas durante la entrevista. Abel Prieto (lleva camisa de cuadros pequeños y pantalones de mezclilla) se sentará en la primera fila, con una pierna cruzada sobre la otra y expresión relajada. Escucha con atención, aunque a veces se vuelve para comentar algo con otras personas que allí se encuentran.

Magda Resik Aguirre: Buenas tardes, es un placer para mí comenzar otra jornada del espacio Encuentro con..., esta tarde nos acompañan el profesor Gianni Vattimo (espacio para improvisar en la exposición del currículo del invitado) y el ensayista Hiram Hernández Castro, jefe de Redacción de Economía y Política en la editorial Ciencias Sociales. Ellos están con nosotros para presentar el nuevo libro de Vattimo, Ecce Comu y charlar con nosotros de temas diversos. Así que demos la palabra a Hiram para que nos comente algo de este libro.

Hiram Hernández Castro: Muchas gracias Magda. Bueno, Ecce Comu es el libro que presentamos hoy al público reunido. Ha sido editado en Cuba bajo el sello Ciencias Sociales, gracias a que Vattimo cedió generosamente sus derechos de autor. Ciencias Sociales, que lleva casi cuarenta años promoviendo el pensamiento cuestionador entre los lectores de Cuba, se siente muy honrada de traer este volumen, compilación nunca antes publicada y que fue traducida directamente del italiano por Noemí Díaz.

El Público aplaude con suavidad mientras Hiram pasa su micrófono a Vattimo.

Magda Resik Aguirre: Gracias por tus palabras Hiram. Ahora conversemos con nuestro visitante. Díganos Gianni, ¿por qué este nombre para su libro?

Gianni Vattimo: Pues... Mira, algunos amigos me pidieron que escribiera un libro que no fuera de filosofía, sino de política. Poco a poco se convirtió en una historia de mí, de cómo llegué a ser considerado el último comunista de Italia. Yo soy un estudioso de Nietzsche, y él tiene una autobiografía llamada Ecce homo, que significa cómo se deviene hombre.  Yo glosé este nombre y nombré estos artículos Ecce comu, que significa cómo se deviene comunista. Está dividido en dos partes: la primera reúne artículos políticos de la década del noventa, que antes estaban dispersos en publicaciones periódicas de toda Italia; la segunda parte son textos del 2005 al 2006, que reflexionan sobre mi experiencia como ciudadano, como intelectual y como diputado de la Unión Europea.

Magda Resik Aguirre: Sí, pero ¿por qué regresar o llegar al comunismo?

Gianni Vattimo: En Italia se está dando un fenómeno muy interesante. Algunos que militaban en el partido comunista ahora dicen que nunca fueron comunistas, sin embargo, yo entré en Izquierda Democrática –la nueva versión moderada del partido comunista– en 1999, como candidato a diputado. Para la primavera de 2004 yo no había cambiado mi discurso y el partido me sacó de sus filas. El libro es sobre esa evolución, mi reconocimiento de que el partido se movía hacia el “centro” –no a la derecha porque esa está ocupada por Berlusconni–, de modo que ahora que están en el poder colaboran, de la misma manera que lo hizo Berlusconni, con la OTAN y sus guerras en el mundo, la CIA y sus cárceles secretas.

Antes yo no creía que Marx tuviera razón, pero ahora veo la proletarización progresiva de la sociedad y el abismo creciente entre ricos y pobres en los mismos Estados Unidos y en Italia y las inequidades que genera la supuestamente maravillosa carrera tecnológica, porque es una tecnología puesta en función de los que detentan el poder.

Por ejemplo, yo sé que con poco esfuerzo pueden seguirme dentro de mi casa con cámaras, el mundo entero sabría a qué hora me levanto y cómo me lavo los dientes. Eso estaría bien, tal vez aumentaría la comunicación, si fuera equitativo, pero no es así. En realidad estamos indefensos, porque no podemos saber nada de George Bush, mientras él puede saberlo todo de nosotros. Entonces, es evidente que en esta guerra infinita que preparan los Estados Unidos todos estamos amenazados, porque ahora la OTAN es una policía mundial dirigida por la Casa Blanca.

Es así como redescubro el comunismo, y se puede resumir en tres razones: porque las profecías de Karl Marx se cumplieron, porque sé que debemos construir una alternativa al sistema de vida de los Estados Unidos y porque soy cristiano, aunque esta última razón no le debe gustar mucho al Papa.

El Público ríe.

Magda Resik Aguirre: Muchas gracias por su respuesta. Pasando a otro tema, usted fue diputado por Italia a la Unión Europea, ¿qué espera de ella en el futuro?

Gianni Vattimo: Pues, en 1999, cuando fui representante en el Parlamento, creía que con ese proyecto Europa salía por primera vez de la Edad Media, que era su primer proyecto verdadero de paz. Pero se ha visto que como comunidad política no está funcionando como funcionó en su fase de Comunidad Económica Europea. Ustedes saben que la Constitución Europea fue rechazada, en gran parte por el temor de los ciudadanos a la libre circulación y la migración asociada.

Creo que Europa podría ser diferente con una política social más consecuente con sus leyes y la vocación de sus constituciones, pero no puede ser porque debe seguir las leyes del Mercado Libre. Son cosas que podrían resolverse a nivel continental, pero a ese nivel es imposible por los compromisos con Estados Unidos.

Mi idea para sacudirse eso es que Europa estreche sus lazos con América Latina, porque aquí la unidad continental puede funcionar, algo que no creo ocurra ya en Europa. Me parece que una unión latinoamericana de naciones no sería tan reaccionaria por el peso de los gobiernos populares. Eso sería alzar un bloque económico, político y militar, por supuesto, frente a los norteamericanos. Si surgieran bloques así en América, Europa y Asia habría más posibilidades para la paz, sobre la base de la multipolaridad, porque el dominio imperial solo deja la opción del terrorismo.

Magda Resik Aguirre: ¿Y qué le ha reportado este viaje a Cuba?

Gianni Vattimo: Cuba, Cuba... Hasta marzo del 2006 yo tenía mi mitología personal sobre Cuba, porque no podemos olvidar que la mitología progresista de toda Europa sigue ligada a la Revolución Cubana. Por razones personales, yo nunca quise venir como turista, deseaba venir como invitado, para conocer de cerca la infraestructura cultural, sanitaria, social, esas cosas que no se pueden inventar, incluso acariciaba el sueño de conocer a Fidel. Sueño que se cumplió el último día de estancia, porque el 2 de abril tuve tres horas de charla con el Comandante.

El caso es que vi y toqué cosas que no pueden crearse para las postales. Conocí gente que –acaso por culpa del bloqueo norteamericano–, aunque no apoya, quiere a Fidel defiende esta Revolución, porque equivale a la patria.

 
 
Eduardo
Torres
Cuevas
  César
López
Núñez