Agradece vivamente al gran poeta cubano Emilio Ballagas su Elegía sin nombre, trenza de mar, cielo, ideal y ensueño. Expresión nueva, en el milenario motivo de la ensoñación inasible y eterna. Hermosísima. Reciba mi fraterno saludo, mi admiración creciente, mi mano en su mano, sello de amistad fidelísima a quien merece tanto cariño de los que le deben tanta belleza. Montevideo, agosto, 1937.
Juana de Ibarbourou


Créame, Ballagas, que ese poema suyo "Elegía a María Belén Chacón" me ha impresionado vivamente. Fino, profundo y musical, me da una clara idea de la agilidad de su talento y de la aristocracia de su sensibilidad.
Nicolás Guillén


Es Ud. sin duda (me confirmo en la idea de 1936) el poeta de esa poesía íntimamente humana que va y viene de sus principios a sus fines por lo hondo del hombre, del hombre mismo, preso de tiempo y espacio; poesía siempre de su propia época; sin la ampulosidad ni el abandono que desfiguran y menguan en otros su mayor belleza. Por ello lo felicito, lo quiero y le doy las gracias.
Juan Ramón Jímenez


Ahora, antes de sentarme a escribirle, he leído esa Elegía sin nombre, un suspiro encendido toda ella, colmada de versos definitivos.
Jorge Mañach


Querido Emilio: Recibí tu hermoso poema "Nocturno y elegía", en el que la edición, impecable, hace más vivo el placer de la lectura. El tono romántico, tan punzante, está diciendo a todos como, a veces, el camino más lento y difícil, el de la autenticidad, es el único.
Octavio Paz


La obra de Emilio Ballagas resume a su modo, en el microcosmo de su peculiar experiencia humana, el proceso de nuestra poesía desde los orígenes a Martí [...] Su acento, además, blando e inasible, diríase demasiado exangüe para acuñar un estilo original. Y sin embargo lo tuvo en alto grado. Él es el misterioso poeta débil de su generación; el que se funda en lo imponderable de la voz; el que, cediendo siempre, emerge al cabo indefenso, pero intacto y distinto, con su silenciosa palabra soplada...
Cintio Vitier


Gracias, mi admirado Emilio Ballagas, por los poemas de Sabor eterno. Siempre lo he seguido con devota atención.
Alfonso Reyes


Pertenece a la historia de la poesía cubana Emilio Ballagas, y son muchas las páginas de ésta que se escribirán bajo su nombre, si se quiere escribirla con justicia y verdad. El sentimiento de lirismo expresado modernamente [...] tuvo en Emilio Ballagas uno de sus grandes cultores.
Gastón Baquero


Jamás poeta tan genuinamente aristocrático por naturaleza, gozó de tal arraigo democrático; jamás poesía tan etérea pudo hacerse eco de todas las voces, hueco en todas las almas. [...] Esa obra maestra de la lengua castellana, esa gema de antología que él llamó "De otro modo", es ya de todos los modos, de todas las inquietudes, de todos los sueños. Nunca pude explicarme cómo un poema tan misterioso -rondando ya los linderos de lo metafísico, de lo esotérico- pudiera prender de esa manera en la multitud. Sólo un previo discernimiento de la otra Gracia explicaría tal milagro.
Dulce María Loynaz


Los caminos de Dios hacia el hombre los esperó profundizando su palabra. Vio fluir la ternura de lo divino como una sangre, como una sangre que levantará las raíces y los ramajes del árbol que le dará sombra a la interrogante y perdurable gracia de su poesía, más allá de la sombría morada del fuego y del vacío.
José Lezama Lima

 
 
 
Redacción Editorial: Alexander Pérez Heredia Diseño Web: Héctor Daniel Créditos...