PREMIO NACIONAL DE LITERATURA
REGRESO A CubaLiteraria
   
 

 

 

Considero que la obra historiográfica del profesor Eduardo Torres-Cuevas, por la amplitud de sus investigaciones, su rigor metodológico y la cubanía de su sensibilidad, constituye un aporte sustancial a la cultura de nuestra patria.

Cintio Vitier

 

Desde sus primeros trabajos, Eduardo Torres-Cuevas se ha destacado sobre todo como un cultivador de la historia de las ideas, dedicación que le ha valido un sitial preeminente dentro del movimiento historiográfico cubano. Lo avalan no sólo sus magistrales contribuciones al conocimiento de personalidades como Varela, Maceo y Saco, sino la monumental obra de rescate y revalorización del pensamiento cubano que viene impulsando al frente de la Casa de Altos Estudios Don Fernando Ortiz.

Oscar Zanetti

 

Respecto al Dr. Torres-Cuevas hay muchas cosas buenas que decir, pero quisiera limitarme a tres que se correlacionan entre sí para constituir una unidad: una es la excelencia de su trabajo docente investigativo avalado por cientos de estudiantes, tutorías y asesoramientos; otra es su actitud promotora que ha culminado en años recientes en la dirección de la Casa de Altos Estudios Don Fernando Ortiz y una tercera, la más significativa, los altos quilates de su integridad de hombre tanto desde el punto de vista profesional como en todos los aspectos de su vida intelectual y revolucionaria.

Dr. Enrique Sosa

 

Tan identificado me siento con Eduardo Torres-Cuevas, a su estilo, tanta admiración me inspira su talento y es tanto el respeto por su obra, que palabra alguna, frase o párrafo, no podrá decir con precisión de mi devoción que es profunda y activa, activa porque sé que personalidades en las que virtudes mayores encarnan son las que hoy, más que ayer, necesita la patria.
Personalidades que irradien sobre nuestra juventud el ejemplo y rigor y cultura y talento entrelazados y operando en la acción para producir y dejar obra formadora. Ese mensaje sub-textual que la interpretación lúcida transfiere al texto y que el texto siembra en la conciencia despertándola. Sub-textual no por oculto sino porque lo impregna todo sin condicionar el hecho, del que extrae su significación y valor trascendente. Encuentro lúcido de la identidad y la patria, y en Eduardo Torres-Cuevas su definición como historiador y como persona. Patriota cual debe ser patriota en nuestra época.

Alfredo Guevara

 

Eduardo Torres-Cuevas tiene una obra profunda y variada, en ella se destaca su interés en la historia el pensamiento cubano, cuestión que se manifiesta en sus estudios sobre José Antonio Saco, Félix Varela y Antonio Maceo. También deben destacarse sus investigaciones sobre la masonería en Cuba, en especial las realizadas en torno al Gran Oriente de Cuba y las Antillas que constituyen un serio aporte a la historiografía cubana.

Carmen Barcia

 

La amplia obra de Torres-Cuevas brinda muy valiosos aportes y ha abierto caminos en la historiografía cubana. Es un profesor ejemplar. La Casa de Altos Estudios Don Fernando Ortiz, la Biblioteca de Clásicos Cubanos, son frutos de un infatigable combate cultural. Eduardo une en su vida el trabajo científico y la conciencia revolucionaria. Es una gran alegría ver un premio tan justo.

Fernando Martínez Heredia

 

Considero al Dr. Euardo Torres-Cuevas, por su excepcional talento y capacidad, como uno de los más brillantes intelectuales cubanos. Es poseedor del equilibrio, grandeza moral y honda cubanía, que resultan indispensables para comprender y analizar los procesos sociales. Es de una sobriedad y concepto de la ética tan elevado que siempre, a pesar de nuestra fraternal amistad, cuando me hallo ante él experimento esa rara y grata sensación del discípulo ante el maestro.

Eusebio Leal

 

La enjundiosa obra de Eduardo Torres-Cuevas sobresale en la historiografía cubana por sus méritos y aportaciones. Baste sólo mencionar sus rigurosas investigaciones sobre figuras insignes del pensamiento nacional como Varela, Saco o Maceo. A esa fecunda labor de historiador comprometido con la Patria y la Revolución, construida junto a un largo y prestigioso historial de educador y académico universitario, Eduardo ha añadido en los últimos años su incansable y tesonera actividad de promotor, reflejada en la revista Debates Americanos, la Editorial Imagen Contemporánea –que entre otros excelentes libros ha publicado la valiosa colección Biblioteca de Clásicos Cubanos– y la Casa de Altos Estudios Fernando Ortiz, todos proyectos suyos que le han ganado el respeto, la admiración y el agradecimiento de todos.

Sergio Guerra

 

La obra y las investigaciones que ha desarrollado e impulsa el Dr. Eduardo Torres-Cuevas –innegable contribución a las Ciencias Sociales de nuestro país– tienen un valor estratégico, pues sustentan científicamente la coherencia y la trayectoria revolucionaria y siempre ascendente del pensamiento cubano. Ese hecho, que caracteriza la formación y consolidación del ideario nacional a lo largo de los siglos XIX y XX, y que es probablemente uno de los fenómenos "sui géneris" de la historia de Occidente, se refleja en el quehacer espiritual y cultural de nuestra nación. En ella está parte de la explicación de por qué Cuba es diferente.

Armando Hart

 

Eduardo Torres-Cuevas es, sin lugar a dudas, tanto por su obra investigativa y docente como por su labor de promoción editorial, una de las figuras cardinales del complejo proceso de maduración que vive la historiografía cubana desde hace alrededor de dos décadas. Ese mérito extraordinario y la profunda cubanía que enaltecen su persona y su obra lo hacen merecedor, con creces, del Premio Nacional de Ciencias Sociales 2000.

José A. Tabares del Real

 

 

Redacción Editorial: Martha Lesmes Diseño Web: Carlos Suárez Nuria Créditos...