Apariencias |
  en  
Hoy es domingo, 26 de marzo de 2017; 5:12 AM | Actualizado: 24 de marzo de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 62 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Bremen

Rainer María Rilke, 01 de marzo de 2017

Querido Rogelio Martínez Furé:

Grato me resulta recibir su libro Brizna de la memoria y difícil resulta escribirle después de leer el preciso prólogo de Georgina Herrera, cuando escribe que “hablan las divinidades orishas invocadas por sus nombres, reyes y reinas, la centella como elemento, el mar y el río como sitios para la vida, entonces ya nadie puede equivocarnos ni alegrar que es engañado. Este es el libro de la verdad…”. Algo así nos deja con las manos atadas, infiero, como posibles lectores para enunciar otras verdades.

Pero más allá de ello, está el modo de asumir la lírica a partir de la cultura yoruba y el impacto cultural en su país, algo que nos deja la huella para aplaudir el orgiástico escenario que usted enriquece. De allí que lo fugaz pudiera ser lo que es verdadero, y preferir entonces lo que digan esas deidades en un espacio poético poco estudiado como necesario en el tractus mismo de la poesía cubana y en el plano de la poesía teológica.

Allí está su mayor fuerza, su pujanza vista en el tiempo mismo de la Isla, donde José Lezama Lima, Fina García Marruz, Nicolás Guillén, para mencionar algunos bardos, han repoblado esa visión teológica, pero usted lo hace desde la perspectiva yoruba, algo que me recuerda el impacto de la poesía social en la propia literatura. Sin embargo, estimado poeta Rogelio Martínez Furé, esa verdad está dada por la visión de Ifá en su obra, es como si tal deidad fuera el sujeto lírico y también el escriba. Dejemos que el Odú haga el ritual y nos deleite cuando esta escritura habla de lo mítico, de la existencia de los seres que conviven en un mundo que es inacabable.

Estimado Martínez Furé, son aguas estas para adentrarse como si fuera una razón heracliteana de que nadie podrá bañarse dos veces en las mismas aguas de un río. Hagamos el sacrificio como si fuera para enaltecer lo que ya se ha dicho, lo que no tiene otras palabras en este “…libro de la verdad” donde solo debemos dejarnos llevar.

Dejándome llevar.

Suyo,
 

Rainer María Rilke

 

Editado por Yaremis Pérez Dueñas

Rainer María Rilke, 2017-01-04
Rainer María Rilke, 2016-12-05
Rainer Maria Rilke, 2016-11-07
Rainer María Rilke, 2016-10-04
Rainer María Rilke, 2016-09-06
Rainer María Rilke, 2016-08-15