Apariencias |
  en  
Hoy es jueves, 19 de abril de 2018; 6:59 PM | Actualizado: 19 de abril de 2018
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 75 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Italia

Rainer María Rilke, 17 de abril de 2018

Preciado Reynaldo García Blanco:

La casa se está invadiendo de saudades, botellas de ron y libros que llegan de disímiles lugares, pero en un sitio memorable están los poemarios que recibo desde tú-isla, y no me refiero aquí al espacio geográfico solamente, más que todo veo una isla en ese intenso volumen que me has dedicado y que tiene un nombre tan coloquial, como coloquial es el mar que rodea a Cuba.  Esto es un disco de vinilo donde hay canciones rusas para escuchar en inglés y viceversa1  nos devuelve como en una pieza de Mozart lo majestuoso del arte.

El texto de Henri Michaux como pórtico nos ofrece el  rumor de estos límites que anuncia la poesía: “No, no. No adquieras. Viaja para empobrecerte. Es lo único que necesitas”. Advertencia que nos seduce cuando leemos con detenimiento las claves de esta filosofía que apuesta por lo elemental, por lo necesario, para afianzar lo espiritual; de ahí que tus poemas tengan siempre una especie de noble lección a favor del receptor de estas historias:

Mi padre decía desconfiad de los meseros que hablan mucho
Pero no dejes de dar propia.
En esta mesa me dice se sentaron Carlos Gardel y Frank Sinatra
Y yo sé que es mentira
Que eso fue en Nueva York en mil novecientos treinta y cuatro.

Querido Reynaldo, nos agrada descifrar las claves que forman tu universo cultural para asumir con ese divertimento la rica sabiduría, que no es otra aquí que la picardía cubana. Las referencias marcan tu arsenal sobre la historia, de allí que en estos poemas pueden aparecer Evtuschenco en la nieve o Sylvia Plath, o un Rimbaud viandante por África.  Eso no importa tanto como el discurrir de las propias anécdotas que seducen por la ironía que encierran. En esa ironía, que es una gran deuda en la poesía contemporánea, está la novedad de tu obra.

Bajamos al jardín,
Y entre los ficus
Encontramos la palabra espermatogénesis.

La solución dada en este poema que has titulado "Cremaster" es tan ilógica como inteligente, lo que demuestra ese forcejeo por afianzar con palabras una mirada otra que domestica, que secuestra a la realidad misma para entronizar otra realidad (léase aquí la del escriba). La pujanza de este discurso está en golpear la realidad escrita, incluso si lo vemos como un modo de destronar lo real, lo que se advierte, lo que es lógicamente la realidad misma (léase aquí la del lector empedernido, la del creyente). La solución en el poema es una parábola de estas pequeñas verdades:

La enterramos bajo el humus
Y nos sentamos como dos ángeles
Para ver la puesta de sol.

Esa argucia, incluso para justificar la realidad vista desde el poema, con un toque de nostalgia, de inocencia, de fina ironía, no es otra cosa que la apelación que haces para marcar otros territorios en la poesía cubana, por lo menos así lo percibo yo. El disco de vinilo traspasa la cara A y nos enfrentamos al mismo universo como tiempo nuevo, pero como continuación de estas demarcaciones poéticas. Entonces se percibe la misma filosofía de apostar por lo necesario, por ese país espiritual que nos habla de lo efímero de nuestra existencia, del absurdo mismo de las cosas que están sucediendo.

¿Quién brindará también por esta manera de asirnos a la vida? Es agosto. Con la luna curva el hombre solo que bebe cerveza se corta las venas y no sangra.
Desde esa fotografía seguiremos, querido Reynaldo García Blanco, escuchando tus canciones una y otra vez, sin percibir que hay canciones que se vuelven a repetir como el hombre que constantemente se está cortando las venas y no sangra, como frialdad por nosotros mismos, como distanciamiento entre la cara A y la cara B.  Mientras, alguien entra a un bar nocturno y no da las buenas noches.

Así quiero despedirme, así será siempre.

Rainer María Rilke.
 

1Libro ganador del Premio Casa de las Américas. Editorial Casa de las Américas, 2017.

Rainer María Rilke, 2018-03-06
Rainer María Rilke, 2018-02-23
Rainer María Rilke, 2018-01-16
Rainer María Rilke, 2017-12-06
Rainer María Rilke, 2017-11-06
Rainer María Rilke, 2017-10-03