Apariencias |
  en  
Hoy es sábado, 21 de septiembre de 2019; 3:28 AM | Actualizado: 20 de septiembre de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 212 | ver otros artículos en esta sección »
Página

El escritor y traductor Vyvyan Holland

Olga Sánchez Guevara, 18 de septiembre de 2019

Vyvyan Holland nació en Londres el 3  de noviembre de 1886, y fue bautizado como Vyvyan Oscar Beresford Wilde, segundo hijo del poeta y dramaturgo Oscar Wilde y su esposa Constance Lloyd. El apellido Holland lo eligió Constance al separarse del esposo tras el escándalo que suscitaron el juicio y prisión a que fue sometido Wilde, acusado de «indecencia grave» o «atentado al decoro», eufemismos usados en la época para no referirse abiertamente a la relación homosexual que sostuvo el autor de El retrato de Dorian Gray con un joven de la nobleza británica.

Al salir de la cárcel, hostigado por los que antes habían aplaudido y admirado sus piezas teatrales y su personalidad irreverente, Wilde tuvo que marcharse a Francia, donde murió pocos años después en la pobreza y el anonimato. Su hijo Vyvyan Holland escribiría: «…pienso que las penalidades que se le infligieron fueron innecesariamente severas. Y no me refiero solo a la condena de cárcel; me refiero a la virtual supresión de todas sus obras, y al ostracismo y los insultos que debió soportar durante los breves años de vida que le quedaban».

Aunque Constance no se divorció nunca de Wilde, tampoco le permitió acercarse de nuevo a sus hijos Cyril y Vyvyan, quienes fueron enviados a Suiza y después a Alemania. Tras la muerte de Constance y luego de tres años fuera de Inglaterra, los hermanos Holland regresaron a su país, donde más adelante Vyvyan matriculó Derecho en Cambridge. Concluyó sus estudios en 1922 y fue aceptado en el Colegio de Abogados de Inglaterra y Gales, al tiempo que comenzaba a escribir poemas y cuentos.

Cuando estalló la Primera Guerra Mundial en 1914, Vyvyan Holland se presentó para servir en el ejército británico, en el que ya su hermano Cyril ostentaba el grado de capitán, tras ocho años de carrera militar. Cyril murió en combate en 1915; Vyvyan fue desmovilizado en 1919 con el grado de subteniente, y se le concedió la Orden del Imperio Británico. 

Después de la guerra, Vyvyan Holland comenzó a trabajar como editor y traductor; entre 1925 y 1928, editó una serie de doce novelas francesas del siglo XVIII para la editorial Chatto & Windus. Tradujo al inglés desde el alemán, el francés, el español y el italiano. En 1925 se publicó su versión de Lewis et Irène (Lewis and Irene), del escritor francés Paul Morand, y en 1926 la de Das Zeichenbuch The Book of Signs (El libro de los signos) del polígrafo alemán Rudolf Koch, libro que tuvo 17 ediciones en inglés, y del cual su autor señalaba en el subtítulo que «contiene todos los tipos de signos, y explica cómo fueron usados en los primeros tiempos, los pueblos de la Antigüedad, el cristianismo temprano y la Edad Media».

En 1929 la casa Harper de Nueva York publicó, en versión de Vyvyan Holland, The dark journey, de Julien Green. (Merece aquí una breve digresión este autor nacido en Francia de padres estadounidenses, que escribió ante todo en francés, pero también en inglés, y tradujo algunas de sus propias obras del francés al inglés; fue el primer no francés en ser elegido para la Academia Francesa). También desde el francés, Holland tradujo L’amour et l’occident (Love in the Western World; El amor y Occidente), del filósofo suizo Denis de Rougemont, uno de los pioneros de la integración europea. El libro, que estudia los orígenes históricos de la conciencia poética y amorosa en el Occidente cristiano, fue publicado en versión inglesa por Harcourt, Brace and Co., Nueva York, 1940.

Desde el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Holland trabajó como traductor y editor para la BBC, donde permaneció seis años. Continuó con las traducciones de  literatura, y en 1949 se publicó su versión de Sarah Bernhardt: ma grandmère (Sarah Bernhardt: my grandmother; Sarah Bernhard: mi abuela), de Lysiane Bernhardt, por la casa editora Hurst and Blackett, de Londres. En 1957, la editorial The Folio Society de Londres publicó una nueva traducción, realizada por Holland, del drama wildeano Salomé escrito originalmente en lengua francesa. Además de traducir otros textos de su padre, Holland editó en 1949 la versión sin omisiones de la epístola escrita por Wilde en la cárcel, conocida como De profundis, y escribió una introducción para sus Obras completas (Collins, Londres, 1967).

En la primera parte de sus memorias, publicadas por primera vez en 1954 bajo el título Son of Oscar Wilde (Hijo de Oscar Wilde), Vyvyan Holland recuerda los felices años de su infancia, compartidos por él y su hermano Cyril con el padre al que adoraban:

...él era un héroe para nosotros dos. Era tan alto y distinguido, y para nuestras miradas poco críticas, tan hermoso... Era un verdadero compañero para nosotros, y siempre aguardábamos con impaciencia sus frecuentes visitas a nuestro cuarto de juegos... Andaba a gatas por el piso del cuarto, convertido por turnos en un león, un lobo, un caballo, sin preocuparse en absoluto por su apariencia habitualmente inmaculada.

El tiempo relatado en Son of Oscar Wilde abarca hasta 1909; los años posteriores fueron tema de Time Remembered. After Père Lachaise (Tiempo recordado. Después de Père Lachaise, 1966), cuyo título alude a la conmovedora experiencia que vivió el autor cuando acompañó el traslado de los restos mortales de Wilde desde Bagneux, donde fue enterrado al morir, hasta el cementerio parisino en el que hoy se encuentran.  

Otros libros de Holland sobre su padre son Oscar Wilde and his world (Oscar Wilde y su mundo, 1960) y Oscar Wilde a pictorial biography (Oscar Wilde, una biografía en imágenes, 1960). La edición de 1999 de Son of Oscar Wilde estuvo a cargo del hijo de Vyvyan, el escritor Merlin Holland.

V. Holland siguió escribiendo y traduciendo hasta avanzada edad. El último de sus libros, An Explosion of Limericks (Una explosión de «limericks», breves poemas humorísticos), fue presentado un día antes de morir el autor, quien falleció en Londres a los ochenta años, el 10 de octubre de 1967. Su forma de enfocar la vida quedó plasmada en la segunda parte de sus memorias: «Si alguna vez me siento deprimido, contemplo una a una mis bendiciones y digo que soy un hombre feliz, que no tengo nada contra el destino que casi me aplastó en ocasiones, pero al final me ha arrastrado a la orilla del tiempo, bajo la tibia luz del sol».

Casa de cuentos para niños
Inés Casañas
Un joven llamado Fidel Alejandro
María Luisa García Moreno
Enlaces relacionados
Reforma constitucional
Decreto No. 349
Editorial Letras Cubanas
Editoriales nacionales
Editorial Capitán San Luis