Apariencias |
  en  
Hoy es jueves, 23 de mayo de 2019; 3:43 AM | Actualizado: 17 de mayo de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 261 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Una respuesta liberadora

Clara Lecuona Varela, 02 de mayo de 2019

Corren buenos tiempos para el escritor Erick Mota, más conocido entre los amigos como "el Mota". Una vez más, La Habana vuelve a ser punto de mira en la literatura de ciencia ficción que se escribe en el país. Así lo demuestra su novela El colapso de las habanas infinitas, publicada por la Editorial Hypermedia (Estados Unidos/España).

Erick Mota asume la ciencia ficción como una manera natural de ver los sucesos, y se considera un escritor compulsivo. Así que válidos son los motivos para atraparlo y hacerle algunas preguntas para beneplácito de los lectores de Cubaliteraria.

 

Hablemos de tus inicios en la literatura.

Bueno, comencé por cuentos cortos y realmente malos que cuando terminaba volvía a escribir ohasta que tuve uno que valió la pena. Creo que siempre tuve la compulsión de escribir historias pero no fue hasta mediados de la universidad que escribí mi primer relato.

¿Por qué la ciencia ficción?

Tiene que ver con la forma en que veo el mundo. Incluso antes de estudiar una carrera de ciencias ya podía decirse que veía los sucesos a mi alrededor en términos fantásticos y tecnológicos al mismo tiempo. Para mí la ciencia ficción es una manera natural de expresarme. Cada conflicto, cada situación de mi vida la codifico como un tipo de ciencia ficción. Por eso resulta natural que cuando me exprese a través de la literatura lo haga usando este género en particular.

¿Qué piensas sobre la promoción de la ciencia ficción en Cuba?

Pienso que debería haber más. Fuera del circuito de los grupos de fanáticos (sea ciencia ficción, fantasía heroica, manga o anime fantástico) o los talleres de ciencia ficción no se hace mucha promoción. Apoya este hecho que el mercado del libro en Cuba es inexistente y solo se rige mediante la distribución de los libros en el circuito de las librerías y las Ferias del Libro. Este hecho atenta contra la existencia misma de la promoción del libro puesto que este acto generalmente está relacionado con la necesidad de que se compre, brinde ganancias y se agote, pero aún hay demanda. El propio lanzamiento del libro es una promoción orientada a la venta del mismo, cosa que en Cuba no existe, puesto que las ventas, la reimpresión, así como el abastecimiento en librerías, no dependen para nada de la demanda. En estos términos de no-mercado los libros de ciencia ficción solo pueden ser promocionados por los autores, los fanáticos del tema y uno que otro promotor de la lectura, o por las Casas de Cultura y los talleres literarios, alogo que no es suficiente si hablamos de promoción en términos serios.

¿Qué parte te resulta más difícil en tu proceso creativo, el principio o el final?

Sinceramente creo que ninguno de los dos. Nunca comienzo a escribir si no tengo una idea persistente en mi mente, idea que generalmente es un principio. Respecto al final, generalmente el final no es el que yo quiero, sino el que pide la historia, que fluye como si tuviera vida propia hacia ese final que aparece ante mis ojos cuando llego a él. Si tuviera que decidirme por una parte difícil diría que el desarrollo de la trama es lo más trabajoso para mí; no porque me cueste trabajo sino porque no suelo escribir más rápido de lo que mi mente suele crear y es como una lucha interior entre mi compulsión por llegar al final y mi esfuerzo por escribirlo todo correctamente y con el tempo correcto.

¿Tus libros anteriores influyen en los siguientes? Si es así, ¿cómo lo hacen?

Siempre aprendo de mis libros anteriores, sobre todo en los errores. No me percato de ello hasta que no se publican y los leo como si fueran de otra persona. Pero fuera de eso, cada libro para mí es un proceso único.

¿A quiénes consideras tus padres literarios?

Como todo buen cubano tengo influencias de la literatura norteamericana. Veo en Robert Heinlein una de mis mayores fuentes de inspiración, y en la literatura de Europa del Este, Stanislaw Lem es mi arquetipo. Aunque difícilmente pueda llegar a su altura, me sigo esforzando.

¿Qué importancia le das a la crítica y a los premios?

Considero que la crítica cuando se sostiene sobre argumentos sólidos siempre es bien acogida, aunque sea destructiva. El problema comienza cuando se hace personal. Una crítica no es sinónimo de una agresión directa al autor, sino una valoración de una obra por parte del crítico en cuestión. En cuanto a los premios, les doy la importancia que tienen: el dinero y la publicación. Que ambas siempre vienen bien.

Por último una pregunta que se responde con otra: ¿qué pregunta no te han hecho y te gustaría responde?

Si supieras que nunca me preguntan qué sabor de helado me gusta más. No sé si asumen que me gustan todos o que generalmente en las heladerías el mejor sabor es el que hay y no otro. Pero siempre he querido decir públicamente, y apartándome de todo cliché, que soy obsesivamente fanático a la fresa y que el chocolate lo tolero, pero no es mi favorito. Fue liberador decirlo. Me siento mejor ahora.

 

Erick Jorge Mota Pérez. Nacido en la Habana, 1975. Licenciado en Física, egresado de la Facultad de Física, Universidad de la Habana. Egresado del curso de técnicas narrativas del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Escritor de ciencia ficción y aficionado a la Astronomía. Creador y editor principal del e-zine de ciencia ficción y fantasía Disparo en Red que se distribuyó por correo electrónico en Cuba entre 2004 y 2008.

Premios:

-Premio Guaicán de Ciencia Ficción y Fantasía 2004, convocado por el Instituto Cubano del Libro y el sitio web Guaicán Literario.
-Primer lugar en el concurso Ciencia Ficción 2004, convocado por la revista Juventud Técnica.
-Premio La Edad de Oro de literatura de ciencia ficción y/o policiaco para jóvenes 2007, convocado por la editorial Gente Nueva.
-Premio TauZero de Novela Corta de Fantasía y Ciencia Ficción 2008, convocado por el sitio web de igual nombre (Chile).
-Premio Calendario de Ciencia ficción 2009, convocado por la Asociación Hermanos Saíz.
-Finalista de la octava edición del Premio Internacional de Literatura Fantástica y Ciencia-ficción 2011, convocado por Ediciones Minotauro (España).
-Premio de Sexto Continente de Ciencia Ficción y Ficción Distópica, organizado por Sexto Continente (Radio Exterior de España) y Ediciones Irreverentes en 2012.
-Finalista en los premios Ignotus 2013, otorgados por la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror.
El relato "Por unos watts de más…" fue seleccionado entre los doce mejores cuentos publicados en 2011 y 2012 por la Asociación Española de Ciencia Ficción y Fantasía.
Premio Juracán 2014 y 2016, Premio del lector al libro cubano de Ciencia Ficción y Fantasía más popular. Otorgado por el proyecto DIALFA. 

Publicaciones:

Noveleta Bajo Presión, Gente Nueva, 2008 (Cuba).
Colección de cuentos Algunos recuerdos que valen la pena, abril, 2010 (Cuba).
Colección de cuentos La Habana Underguater, los cuentos, Atom Press, 2010 (Estados Unidos).
Novela La Habana Underguater, la novela, Atom Press, 2010 (Estados Unidos).
La Habana Underguater, completa (Novela y cuentos) Atom Press, 2010 (Estados Unidos).
Colección de cuentos Ojos de cesio radiactivo, Red EDICIONES, S.L. 2012 (España).
Colección de cuentos Historias del cosmos salvaje, Editorial Gente Nueva, 2014 (Cuba).
Novela Memorias del cosmos cercano, Editorial Gente Nueva, 2016 (Cuba).
Novela El colapso de las habanas infinitas, Editorial Hypermedia, 2018 (Estados Unidos/España). 

 

Fotos tomadas del perfil de Facebook del Erick Mota