Apariencias |
  en  
Hoy es lunes, 27 de marzo de 2017; 6:31 PM | Actualizado: 27 de marzo de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 421 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Sergio Corrieri, el escritor

Leonardo Depestre Catony, 13 de marzo de 2017

Tal vez para algunos lectores resulte sorpresivo, o desconocido, el Sergio Corrieri escritor. Admirado como uno de los actores de cine, teatro y televisión de más prestigioso hacer a lo largo de varias décadas, fundador de Teatro Estudio y Teatro Escambray, y Premio Nacional de Teatro 2006, Corrieri incursionó con talento y buenos resultados en el terreno de la poesía y de la narrativa, y publicó varios libros que desde los inicios de este nuevo siglo han visto la luz.

El catálogo de autores que desde las tablas o la pantalla encarnó es elocuente. Se cuentan Arthur Miller, Bertolt Brecht, Antón Chejov, Lope de Vega, Valdimir Mayakovski… En el cine dejó huella imborrable en la antológica cinta Memorias del subdesarrollo, de Tomás Gutiérrez Alea, y en la no menos memorable El hombre de Maisinicú, de Manolo Pérez Paredes. Esta última le mereció el premio de actuación masculina en el Festival Internacional de Cine de Moscú. De la televisión se recuerda como ninguna otra su participación protagónica en el serial "En silencio ha tenido que ser", más de una vez repuesto en la pequeña pantalla. También se desempeñó como  director de teatro y profesor.

Varias responsabilidades políticas asumió. La vicepresidencia del Instituto Cubano de Radio y Televisión te (ICRT), una  de ellas, aunque la más conocida en condición de presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), cargo que ejerció hasta su fallecimiento el 29 de febrero de 2008, a la edad de 70 años. A Corrieri se le entregaron numerosas distinciones, entre ellas, la Orden Félix Varela, la Réplica del Machete del Generalísimo Máximo Gómez y la Medalla Alejo Carpentier. Su trayectoria intelectual abarcó diversas facetas y es la literaria la que, posiblemente acogida como pasatiempo, ofrece más pasajes sobre su vida.

Dos poemarios de Sergio Corrieri vieron la luz, Los Noventa (Letras Cubanas, 2002) y Del mar y los peces (Ediciones Unión, 2003). El segundo, en que la temática marina se acentúa, nos revela a un Corrieri enamorado del mar —no olvidemos que nació en la muy marina localidad de Jaimanitas, el 2 de marzo de 1938.

Sobre este asunto, el mar, volverá Corrieri en su libro de narraciones titulado También lo imaginado (Letras Cubanas, 2006), y que recoge una colección de sus cuentos preferidos.

Nos detendremos en este último por cuanto revela las preocupaciones del autor (que también a nosotros nos conciernen), su estilo narrativo, uso del lenguaje y amenidad, algo que el lector agradece y permite transitar por las páginas del volumen con la satisfacción de quien tiene en la palabra un medio al servicio de la comunicación y del conocimiento.

Son siete los cuentos, precedidos por un prólogo de la editora, Basilia Papastamatíu, quien reconoce el mérito de Corrieri al “interesar a un lector con episodios de la vida de gente sencilla”.

La prosa se diluye en imágenes en el siguiente pasaje:

El agua era poco profunda, lamía mansamente los horcones. A unos trescientos metros mar afuera estaba el pequeño cayo con su faro, que alertaba a las embarcaciones del peligro de los arrecifes que se extendían en una larga barrera a ambos lados del mismo. Solo siguiendo el hondo cauce del canal del río las embarcaciones podían entrar o salir de la playa con seguridad.

(Del cuento “El amor, la locura y la gloria”, p. 9).

La muerte interrumpió en Corrieri el desarrollo de una obra más fecunda que, no obstante, presenta aristas de sumo interés, y constituye una invitación para leerlo.

Editado por: Nora Lelyen Fernández

Leonardo Depestre Catony, 2017-01-26
Leonardo Depestre Catony, 2017-01-20
Leonardo Depestre Catony, 2016-12-29
Leonardo Depestre Catony, 2016-12-14
Leonardo Depestre Catony, 2016-11-25
Leonardo Depestre Catony, 2016-11-16