Apariencias |
  en  
Hoy es miércoles, 17 de julio de 2019; 7:11 PM | Actualizado: 17 de julio de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 455 | ver otros artículos en esta sección »
Página

El 75 aniversario de Omar Perdomo

Leonardo Depestre Catony, 04 de julio de 2019

Por estas fechas, exactamente el 7 de julio, se cumplen 75 años del nacimiento del poeta, editor, periodista, bibliógrafo, compilador y promotor cultural que fue Omar Perdomo, cuyo quehacer profesional estuvo íntimamente ligado al Instituto Cubano del Libro, donde laboró y pervive aún su impronta.

Perdomo murió anticipadamente a los 67 años, en La Habana, el 17 de agosto de 2011. Miembro de la Uneac, entre otros reconocimientos recibió la Distinción Raúl Gómez García y las placas conmemorativas Juan Cristóbal Nápoles Fajardo y Centenario de Nicolás Guillén.

Sus inicios fueron de la mano de dos grandes escritores cubanos: Ángel Augier y Nicolás Guillén. Al primero lo conoció a comienzos de la década del 60, y por la obra de este comenzaron sus inquietudes bibliográficas. Augier fue quien lo llevó ante la presencia de don Nicolás, quien le encargó el ordenamiento de su biblioteca personal y le presentó a José Rodríguez Feo, para que trabajara por un breve tiempo en la biblioteca de la Uneac. El entonces joven Omar Perdomo tuvo así la oportunidad de “dialogar” íntimamente con lo más ilustre de la producción literaria cubana del momento. Su labor como compilador y estudioso de la obra de Ángel Augier está todavía pendiente de la valoración minuciosa que merece.

Los estudios bibliográficos en Cuba tienen ilustres pioneros. Antonio Bachiller y Morales, es uno de ellos, al punto que el día de su natalicio señala el de la conmemoración del Día del Trabajador bibliotecario. Pero hay, además, otras destacadas y laboriosas figuras (pensemos en Carlos M. Trelles, Domingo Figarola Caneda, Fermín Peraza, Joaquín Llaverías, María Villar Buceta, Araceli García Carranza…) y una de ellas es Omar Perdomo, quien por muchos años trabajó como especialista en Promoción del Instituto Cubano del Libro y no se cansó de indagar en la obra de varios autores, para luego entregarnos el resultado de sus desvelos en muy útiles biobliografías. Escritores de la relevancia de Dora Alonso, Regino Pedroso, Mary Cruz, Manuel Cofiño y José Luciano Franco, los trabajó desde el punto de vista bibliográfico y con ello contribuyó a organizar cuanto ellos escribieron.

Quien redacta conoció a Omar en la década del 80 del pasado siglo. Ya él era lo que se puede llamar un “servidor de la cultura” desde su condición de especialista literario, para el género de poesía, de la Dirección Municipal de Cultura de La Habana Vieja, donde prestaba asesoría en los talleres literarios para escritores aficionados.

Pero hay más: la faceta periodística de Omar, de la cual quedan sus trabajos para diversas publicaciones seriadas de circulación nacional: Bohemia, Granma, Juventud Rebelde, Trabajadores, Universidad de La Habana, Revista de la Biblioteca Nacional “José Martí”, La Gaceta de Cuba, Revista de Literatura Cubana, Caimán Barbudo, Revolución y Cultura, Letras Cubanas, La Isla, Bastión, Santiago, En julio como en enero, Verde Olivo, Mujeres, Muchacha, La Letra del Escriba…

Aunque menos conocido que su hacer bibliográfico, Perdomo es autor de libros de poesía y de antologías. Entre los primeros figuran Una ventana al sol (1981) y Con el corazón abierto (1984); entre las segundas: Donde su corazón (antología de poemas dedicados a Camilo Cienfuegos, 1989 y 2003), Los poetas cantan a Nicolás Guillén (2003), A la bandera cubana (2007)…

En cuanto al lírico que llevaba dentro de sí, inspirado y elegante, compartimos con el lector este fragmento de su poema “Los hijos”, del libro Con el corazón abierto:

Después de almacenar cuidadosamente
el olvido,   
hacerlo cotidiano
y hasta acostarse y morir con él,
mi padre ha vuelto.
Trae a cuestas,
en su mochila colegial de Belén,
diez lingotes de hambre,
y los ojos llenos de soledad y tinta.

Intelectual laborioso, gustó de orientar a los trabajadores y jóvenes que hacían sus pinitos en la literatura. Su consejo y experiencia, su crítica ajustada, sencillez y trato gentil, acompañaron el quehacer profesional de Omar Perdomo, a quien seguimos recordando y agradeciendo su bonhomía a toda prueba. He aquí nuestro modesto homenaje en su 75 aniversario, que le llega desde esta sección de Cubaliteraria.

Leonardo Depestre Catony, 2019-04-17
Leonardo Depestre Catony, 2019-04-10
Leonardo Depestre Catony, 2019-04-02
La paloma de vuelo popular
Nicolás Guillén
¿Cómo era el Che?
ICL
Enlaces relacionados
Reforma constitucional
Decreto No. 349
Editorial Letras Cubanas
Editoriales nacionales
Editorial Capitán San Luis