Apariencias |
  en  
Hoy es viernes, 24 de febrero de 2017; 11:44 PM | Actualizado: 02 de febrero de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 123 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Los profetas y sus profecías: Edgar  Cayce

Bruno Henríquez, 16 de enero de 2017

A la gloria de los más famosos se adscribe siempre algo de la miopía de los admiradores.
Georg Christoph Lichtenberg


 

Los “profetas” del siglo XX se hicieron famosos no solo por sus predicciones, se cumplieran o no, sino por el apoyo de los medios y la fe ciega que le profesa una parte del público a este tipo de declaraciones, más que a los resultados científicos y la lógica del pensamiento racional contemporáneo, de los que desconfía y a los que de cierta forma teme.

Se destacan entre estos personajes, que decían conocer el futuro, Edgar Cayce, el profeta durmiente; Baba Vanga, la controvertida adivina búlgara; Jeanne Dixon,  la asesora de destacados personajes de la sociedad y la política estadounidense; el pintor y escultor argentino Benjamín Solari  Parravicini con sus cuadros y poemas llamados psicografías premonitorias, y Gordon Michael Scallion  con sus mapas de las futuras estructuras de los continentes. De ellos comentaré en este y próximos trabajos.

Edgar Cayce

El conocido como sanador, psíquico y vidente estadounidense Edgar Cayce obtuvo su fama al brindar información acerca de cómo curar enfermedades de cualquier persona a través de conocimientos que canalizaba al caer en un  trance hipnótico; además de la curación brindaba también consejos y ante preguntas al efecto predecía el futuro.

Cayce nació el 18 de marzo de 1877 y falleció el 3 de enero de 1945. Unos días antes había anunciado la fecha exacta de su muerte cuando dijo: “el cinco por la noche estaré definitivamente curado”, pues él se  refería a su estado o don como una dolencia. “Curado del mal de ser algo distinto”- aclaró.

No ha sido el único en pronosticar con precisión  cuándo iba a morir, según recoge la historia, entre ellos se puede mencionar a Nostradamus, Gurdieff y Buda.

La leyenda sitúa el origen de su don parapsicológico unas veces en su infancia y otras en su edad adulta, y en casi todas las versiones, relacionada con una afección que le impedía hablar que lo hizo ir al médico y por una causa u otra cayó en un trance que le permitió, hablando con voz clara y para asombro de todos, explicarle al médico lo que debía hacer para curarlo. Algunos mencionan como origen de su problema una enfermedad de vías respiratoria, otros un pelotazo recibido en la espalda.

Al entrar en trance, Cayce hablaba de los más diversos temas que trataban sobre el origen de la humanidad, recetas de medicamentos, consejos y tratamientos para las enfermedades y problemas de cualquier tipo que aquejaban a las personas consultadas. Entre ellos también daba  consejos de tipo financiero y de relaciones personales.

Se dice que en un principio él no creía en lo que decía, no confiaba en que aquello resultaría y tampoco  quería recibir remuneración alguna a cambio de sus servicios.

Según su propia interpretación, al entrar en trance era como si tuviera acceso a un fondo universal de conocimientos, por eso podía contestar cualquier pregunta y encontrar remedio para todas las enfermedades o profetizar lo que  estaba por pasar. Este banco de conocimientos es conocido en los estudios esotéricos como Registros Akáshicos y sus partidarios suponen que a él han tenido acceso personas que se han adelantado a su tiempo como Leonardo Da Vinci, Nikola Tesla o Albert Einstein. Menospreciando la genialidad propia de estos personajes, sobre ellos y su forma de anticiparse a su tiempo trataré en futuros trabajos de esta serie dedicados a cómo la mente científica anticipa los conocimientos. ¿Tenían Nikola Tesla y Albert Einstein acceso a un fondo de información universal secreto? 

Cayce fundó una organización sin fines de lucro, la Asociación para la Investigación y la Ilustración dedicada a la aplicación práctica de sus descubrimientos psíquicos, que tiene además un hospital y una universidad cuyo presidente es su nieto Charles Thomas Cayce.

Se considera que fue uno de los principales iniciadores de la medicina holística, paradigma ideológico del movimiento de la Nueva Era  y el psíquico más importante sobre quien se han escrito más obras del siglo XX. Cayce formaba parte de la organización religiosa Discípulos de Cristo, pero sus posiciones religiosas han tenido tanto seguidores como detractores.

Aunque su fama y estatus de celebridad es debida en gran parte a la opinión pública manejada por los medios, donde un papel fundamental lo juegan las noticias y la publicidad, él consideraba que ambos interferían en los aspectos más importantes de su trabajo como la curación y la predica religiosa.

Las lecturas de Cayce


Edgar Cayce fue llamado “el profeta durmiente” ya que respondía  a las preguntas en estado de trance, no recordaba nunca nada de lo que decía,  su obra fue recopilada tomando al dictado sus declaraciones. 

Esas preguntas y respuestas no siempre tienen una redacción muy clara, fueron conocidas como “lecturas” y fueron registradas por escrito entre 1901 y 1945, suman un total de 14879 y están guardadas y clasificadas en carpetas en la Asociación para la Investigación y la Ilustración patrocinada por la Fundación Edgar Cayce, establecida en Virginia desde 1932. El propio Cayce declaró en más de una ocasión que él no comprendía totalmente lo que estaba haciendo.

Las lecturas no fueron concebidas en un orden cronológico, no eran todas proféticas ni trataban los mismos temas uno a continuación de otro.  Al agruparlas  por temas se han redactado posteriormente obras que tienen una gran acogida entre el público interesado, una de ellas es su libro Misterios de la Atlántida, que contiene cerca de 700 de estas "lecturas " que fueron recogidas a lo largo de veintiún años. En él se relata una historia que empieza por la llegada de la Humanidad a la Tierra hace unos diez millones de años y termina con el hundimiento de la Atlántida hacia el año 10.000 a. de C.

He traído la referencia de Edgar Cayce a este sitio en su papel de profeta, a través de sus famosas lecturas. Un aspecto tratado en ellas es el cambio en el relieve y la estructura de la Tierra; en más de una ocasión Cayce mencionó que la tierra sufriría grandes roturas en muchos lugares, comenzando por la costa oeste de América, alteraciones de la costa de Groenlandia, la aparición de nuevas tierras en el mar Caribe y grandes sacudidas en América del Sur que afectarían hasta la Antártida.

También declaró que la mayor parte de Japón se hundirá  en el mar. La parte superior de Europa cambiará en un abrir y cerrar de ojos, aparecerá tierra frente la costa este de América.

En una de sus lecturas se lee textualmente: “Ocurrirán levantamientos de tierra en el Ártico y la Antártida como consecuencia de volcanes en las zonas tórridas, entonces ocurrirá el desplazamiento de los polos de forma que lugares antes glaciales o semitropicales serán más tropicales y en ellos crecerán el musgo y los helechos. Todo eso comenzará en el período entre 1959 a 1998 cuando sea proclamado como el período en que Su Luz será vista de nuevo entre las nubes”.
 
Al hacerse públicas estas profecías años antes de la fecha en que debían ocurrir, los medios le dieron gran divulgación y la parte del  público, que las creían ciertas, se mostró muy inquieto.

Reproduzco aquí, como muestras, algunas de esas  lecturas con preguntas (P) y respuestas de Cayce (R):


P: ¿Cuán pronto se harán notar los cambios en la actividad terrestre?
R: Cuando ocurra la primera ruptura de algunas condiciones en el mar del Sur, como el aparente hundimiento o levantamiento que, aunque opuestos, son lo mismo, o en el Mediterráneo y en el área del Etna, entonces sabremos que ha comenzado.
P: ¿Cómo debemos considerar esos cambios que se avecinan?
R: ¿Qué es lo más necesario en la Tierra hoy? Que los hijos de los hombres estén avisados de que el día del Señor está al alcance de la mano.
P: ¿Qué quiere decir “el día del Señor está al alcance de la mano”?
R: Que ha sido prometido a través de los sabios y profetas de la antigüedad, tiempo y medio tiempo han transcurrido y han sido completados en este día y generación. Pronto otra vez aparecerá en la tierra uno a través de quien muchos serán llamados a reunirse con los que están preparando el día de su venida a la Tierra. Entonces el Señor vendrá tal como lo vieron ir.
P: ¿Qué gran cambio o principio de un gran cambio, si hay alguno, tendrá lugar entre el año 2000 y 2001 de nuestra era?
R: Cuando haya un desplazamiento de los polos. O cuando comience un nuevo ciclo.
Según  las condiciones en los cambios de la geografía del mundo y del país ocurren gradualmente.
Muchas porciones de la costa Este se perturbarán, así como muchas porciones de la costa oeste y también de la parte central de los Estados Unidos. Aparecerán nuevas tierras en el Atlántico y en el Pacífico. Lo que hoy es línea costera de muchos territorios será lecho marino. Muchos de los campos de batalla del presente (1941) estarán cubiertos por el océano. Porciones de lo que es hoy la costa este de New York y la propia ciudad desaparecerán en el proceso.  Esto será visto durante otra generación, mientras la porción Sur de Carolina y Georgia desaparecerán. Esto será muy pronto. Las aguas de los grandes lagos se vaciarán en el Golfo de México, sería bueno preparar una vía de agua. Virginia Beach ( donde vivía Cayce) estará entre los territorios más seguros así como porciones de lo que es hoy Ohio y la parte este de Canadá, mientras que las tierras de la costa oeste serán muy perturbadas como, claro está, ocurrirá en otros territorios.

También añadió que los Ángeles y San Francisco serían destruidos, incluso antes  que New York. Cayce no profetizó en 2001 la caída de las torres gemelas sino catástrofes geográficas que no ocurrieron.

Aunque este vaticinio no se cumplió, sí impresionó a muchas personas que lo siguen esperando en cualquier momento, y en los medios se anuncia cada cierto tiempo para otra fecha futura.

Sin embargo, Cayce fue incapaz de prever para ese mismo período la caída de las torres gemelas y el cambio en el panorama bélico y político del mundo a partir de ese suceso.


Polémicas sobre la certeza de un vidente

Respecto a los hechos históricos la siguiente lectura se toma como el anuncio de la Segunda Guerra Mundial:

P: Por favor, anticipe cuáles serán los principales eventos para los próximos 50 años que afectarán el bienestar de la raza humana.
R: La mejor muestra es la gran catástrofe que ocurrirá en el año 36, con la aparición de poderes que hoy solo existen como factores en las relaciones mundiales. Entonces, con los sucesos del 36 ocurrirán cambios que se reflejarán en cambios que conformarán mapas del mundo .

Uno de los problemas fundamentales de los profetas es que solo se sabe que acertaron después que pasa el fenómeno anunciado, y si no aciertan pueden caer en el descrédito, pero la ingenuidad  y el fanatismo humano los mantienen en su papel de profetas esperando que sus declaraciones se cumplan en cualquier otro momento.

Cayce ha sido criticado tanto por  los escépticos como  por los cristianos ortodoxos, sobre todo por sus declaraciones sobre la reencarnación y los registros Akáshicos. Los primeros argumentan que no se puede ver el futuro, que la reencarnación no existe y que los registros Akáshicos son una falacia; los segundos afirman que esas profecías no se corresponden con las de la Biblia, que la reencarnación se contradice con la resurrección y que los simples mortales no tenemos acceso a los conocimientos del universo.

También contestó preguntas que tradicionalmente han sido formuladas muchas veces y no hay consenso en las respuestas, por ejemplo:

P: ¿Cómo fue construida, en particular, la gran pirámide de Giza?
R: Por medio de esas fuerzas de la naturaleza que hacen flotar al hierro. Las piedras flotaron en el aire de la misma manera. Esto será descubierto en 1958.

El año 1958 pasó hace tiempo y aún seguimos sin saber cómo hacer flotar las piedras aunque con el hierro se hacen hasta trenes de levitación magnética con un principio conocido desde 1933.
¿Habrán flotado magnéticamente las piedras con que se construyeron las pirámides?

Lo profetizado, la lógica y la ciencia

Es interesante que muchos de los “profetas” tocan temas relativos al cambio del eje y de la velocidad de rotación de la Tierra,  llegando a decir que esto ocurrió pero que las personas comunes no nos hemos dado cuenta. Cayce anunció que el eje de la Tierra había cambiado su inclinación a 26,5 grados; de ser esto cierto habría afectado las estaciones, la trayectoria aparente del sol en el cielo y de hecho lo notaríamos en el cambio anual de las sombras, la duración de los días y las noches y las horas de salida y puesta del sol, que siguen siendo las mismas sin variaciones apreciables. Todos nuestros relojes solares se habrían vuelto inútiles. Y los edificios diseñados para aprovechar o protegerse de la radiación solar no lo estarían haciendo.

A veces, explicaciones conocidas se hacen mezclando nociones científicas, como la gravitación con modelos de conocimiento en desuso como se puede apreciar en la siguiente lectura:

P: ¿Cuál es la causa primara de los terremotos?
R: La causa de eso, claro está, son los movimientos de la tierra en su aspecto interno y la actividad cósmica y su influencia de otras fuerzas planetarias y de las estrellas cuyas acciones activan los componentes elementales de la Tierra, es decir tierra, aire, fuego y agua.

Esta figura tan polémica como admirada y seguida por el público en una época no tan lejana aún hoy tiene adeptos y sus “lecturas” son ampliamente difundidas, pero la opinión que él tenía de sí mismo y de su obra parece ser que era mucho menos destacada que la de sus seguidores.

“Aparentemente”-declaró- “soy uno de los pocos que puede dejar de lado su propia personalidad lo suficiente como para permitir a su alma la sintonía con esta fuente universal de conocimiento, pero digo esto sin ningún ánimo de vanagloriarme por ello. De hecho, no declaro que posea algo que otras personas no tengan en su interior. En realidad y con certeza, no creo que haya una sola persona que no posea esta misma habilidad que yo tengo. Estoy convencido que todos los seres humanos pueden alcanzar poderes mucho mayores de los que ellos están conscientes de poseer, si ellos tuvieran el deseo de pagar el precio del desprendimiento de los intereses personales que conlleva el desarrollar estas habilidades”. 

 

Editado por Yaremis Pérez Dueñas