Apariencias |
  en  
Hoy es viernes, 18 de octubre de 2019; 8:03 AM | Actualizado: 17 de octubre de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 465 | ver otros artículos en esta sección »
Página
Miguel Ángel Carbonell: biógrafo y orador
Leonardo Depestre Catony , 04 de mayo de 2009

La primera mitad del siglo XX nos descubre los nombres de varios escritores historiadores de fecunda obra, que asumieron su labor como deuda con el pasado, entonces reciente, de la guerra por la independencia y sus héroes. Algunos, además de historiadores, son recordados por la excelencia de su prosa (piénsese en Jorge Mañach y su biografía de José Martí, y en Alfonso Hernández Catá, que también escribió en torno a la personalidad del Apóstol cubano).

La relación de nombres puede ser extensa y nos detendremos en uno de aquellos historiadores, Miguel Ángel Carbonell y Rivero, nacido en Tampa, Estados Unidos, el 11 de mayo de 1894, que fue traído a Cuba por su familia al finalizar la guerra, por lo que su patria y formación son cubanas.

Aunque se graduó de Derecho en la Universidad de La Habana, desarrolló una carrera periodística muy activa, como redactor de Letras, secretario de redacción del Heraldo de Cuba, El Universal  y La Libertad, y editorialista de La Nación. Ello, sin contar las publicaciones en que colaboró.

En la vida de Miguel Ángel Carbonell resalta también su labor diplomática como representante de Cuba en República Dominicana, Haití, Guatemala y México, sin olvidar que viajó por casi todo el mundo.

Su bibliografía es extensa y el eminente crítico Max Henríquez Ureña  apunta que “varias biografías se le deben, entre ellas las de Antonio Maceo, Manuel Sanguily, Juan Gualberto Gómez y Eusebio Hernández (...) Se manifestó, además, desde un principio, como polemista viril y arrogante y libró campañas contra todos los imperialismos: su libro El peligro del águila (1922) simboliza mejor que otro alguno esa actitud”.

Se trató de un historiador sagaz. En su trabajo titulado Cuba y sus luchas por la independencia, sucinto recorrido por varios siglos de historia patria, se lee el siguiente juicio:

“La entrada de los ingleses en La Habana en el año de 1762, es el punto de partida de Cuba hacia una vida consciente, porque es entonces cuando la nación colonizadora comprende  el valor efectivo de su posesión antillana.”

La relación de su bibliografía incluye los libros Hombres de nuestra América, Evocando al maestro, La ruta del fundador, Sembradores y propulsores, En la tribuna, Páginas libres y unos cuantos títulos más.
Perteneciente a una familia de tradición cultural —su padre, Néstor  Leonelo Carbonell y Figueroa, además de patriota, se desempeñó en el periodismo;  el hermano, José Manuel, es recordado por una recopilación extensa y valiosa de título general Evolución de la cultura cubana (1928); otro hermano, Néstor Carbonell, periodista e historiador, escribió una obra copiosa— y de posición económica acomodada, Miguel Ángel Carbonell descolló como conferencista, orador, polemista y personalidad de las letras en el ámbito más diverso.

Perteneció a la Academia Nacional de Artes y Letras, a la Academia de la Historia de Cuba y a la Academia Cubana de la Lengua, recibió el título de Doctor Honoris Causa  de la Universidad d Haití. Pero además, fue miembro correspondiente de instituciones culturales de América Latina, dictó conferencias en universidades y foros culturales, dentro y fuera de Cuba, y representó a su país en congresos internacionales, por lo que el lector imaginará cuán conocido fue Miguel Ángel Carbonell y Rivero en el panorama cultural de la nación.

Vivió 73 años y murió en La Habana el 10 de julio de 1967.

K-milo 100fuegos criollo como las palmas
Francisco Blanco Hernández y Francisco Blanco Ávila
Casa de cuentos para niños
Inés Casañas
Enlaces relacionados
Reforma constitucional
Decreto No. 349
Editorial Letras Cubanas
Editoriales nacionales
Editorial Capitán San Luis