Apariencias |
  en  
Hoy es jueves, 19 de septiembre de 2019; 5:39 PM | Actualizado: 19 de septiembre de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 7218 | ver otros artículos en esta sección »
Página
Otorgan Distinción por la Cultura Nacional a destacados intelectuales cubanos
Pablo Rigal Collado , 30 de abril de 2009
Jesús Fuentes,Ibrahim Doblado,René Batista y Juan Bernal  

Hacían falta otras lenguas

otros pulmones

y otros vientos

tocados por madrugadas

que dejaron las peripecias en tonos y latidos.

 Marino Wilson Jay

La Distinción por la Cultura Nacional, que otorga el Ministerio de Cultura, en esta ocasión a propuesta del Instituto Cubano del Libro, fue conferida a nueve escritores y editores cubanos, que residen en sus propias provincias, como reconocimiento a sus relevantes méritos, a la contribución y aportes al patrimonio literario del país.

El hecho de contribuir a la literatura desde la tierra que les vio nacer, el hecho de permanecer allí actuando, influyendo, propiciando lo literario como canon y como institución y de publicar gran parte de su obra en ediciones territoriales, les confiere, a estos condecorados, virtudes comunes más allá de sus individualidades. Holguín, Guantánamo, Manzanillo, Cienfuegos, Sancti-Spiritus,  Villa Clara, Ciego de Ávila y Camaguey cuentan en su vida literaria con la presencia activa de escritores que dejando “sus peripecias en tonos y latidos” promueven y divulgan sus  patrimonios desde una perspectiva cubana y universal, dueños de la vocación de servicio que Martí nos legó.

La imposición de tan alta condecoración se realizó, para los primeros cuatro creadores distinguidos, el pasado jueves 9 de Abril en la ciudad de Bayamo, en acto solemne convocado al efecto,   y los otros cinco escritores la recibieron el domingo 26 de abril, en la Comunidad de Jibacoa, Manicaragua.

Tres mujeres y seis hombres integran ese grupo de condecorados. Las damas son:

Niuki PérezNiurki Pérez García, camagüeyana nacida en 1961, promotora y autora de libros para niños y jóvenes, obtuvo el premio La Edad de Oro, en el año 1999, por el cuaderno Sulunay. Su coterráneo Luis Alvarez la describe como un mujer “personal y riente, afirmadora de su propia subjetividad en un diálogo de amplias libertades, la obra presente de Niurki Pérez se revela como una afirmación de un modo especial de recrear literariamente el mundo”  Algunos de sus títulos son: Cuentos negros para niños (Editorial Ácana 1998 y 2000); Jin jara bin (Editorial Oriente, 2001 y 2004); El bebé más lindo del mundo (Editorial Ácana, 2004); La princesa Dayán (Ediciones Holguín, 2004).

Mireya P. OrtigosaMireya Piñeiro Ortigosa, nacida en 1955, describe su Guantánamo como el “lugar de la tibieza, concurrencia/ de las aguas; allí la vida canta/ su ufanía en eternos nacimientos” (En lo callado de la hoguera, Ediciones Unión, 1994). Ganadora en cinco ocasiones del concurso Regino Boti. Fue, durante muchos años directora de la editorial El Mar y La Montaña,  y se le considera una de las voces más altas de la poesía guantanamera, autora de varios poemarios entre ellos el excelente libro En la ruta azarosa del velero (Editorial Oriente, 1995)

Lourdes Díaz CantoLa cienfueguera Lourdes Díaz Canto, es, entre las homenajeadas, la de más experiencia en las lides literarias, nacida en 1932 y ganadora de concursos como el 26 de Julio, de las FAR, La Edad de Oro, en tres ocasiones, e Ismaelillo, de poesía y cuento. El amor por la Perla del Sur es tema recurrente en sus versos: “Mi ciudad tiene dos puertas /abiertas de par en par: /Una, la vieja Calzada; otra, la ruta del mar. /y tiene muchas ventanas /de asomarse, mi ciudad”. Fundadora del Boletín Literario Mercedes Matamoros, Lourdes ha sido también una promotora de vocación,  su obra dedicada a los niños tiene hoy presencia especial en la Literatura Cubana a través de títulos como: Fifi y su amigo (Gente Nueva 1977); Ternerito Bruno (Gente Nueva 1979). Abracadabra (Mecenas 1993); Rehilete, papalote y carrusel (2002) y Locuras mías (2003).

Los  seis escritores que merecieron  la distinción:

Luís Carlos SuárezLuís Carlos Suárez (1955) de Manzanillo, poeta y autor de literatura para niños, ganador de los premios Abril, Regino Pedroso y José María Heredia. De él se ha dicho que es una honra para las letras granmenses, lo que se puede confirmar en una  extensa obra que incluye títulos para niños y textos poéticos de singular factura. Entre sus libros sobresalen: El regreso del guerrero (Editorial Letras Cubanas, 1996) El fuego sagrado. Los escritores cubanos para niños se confiesan (Editorial El mar y la montaña, Guantánamo, 2006);  Las Cigüeñas no vienen de París (Ediciones Caserón, 1989); Todo el mar era mío (Editorial Oriente, 1990); La loma de los gatos (Casa Editora Abril, 1999) para Luis Carlos lo más valioso en el escritor es “la autenticidad. Lo peor, la conciencia de que estoy quedando mal conmigo mismo”.

Marino WilsonMarino Wilson Jay. Por su parte, vió la luz en “la tierra de los ríos”, Guantánamo, en 1948, y reside actualmente en la ciudad héroe. Poeta, ensayista y dramaturgo, une a su escritura polifacética una encomiable labor como promotor. Según afirmación de la profesora Daysi Cué: “una de las voces más significativas de la poesía santiaguera”. Su proyección intelectual evoca el perfil de esos grandes escritores del oriente del país que se entregaron a la cultura literaria de una manera integral, como lo hiciera Regino Boti.  Ha obtenido varios galardones, entre los que destacan, los Premios de Poesía y Ensayo José María Heredia (1984 y 1986)

Jesús FuentesJesús Fuentes Guerra (Cienfuegos, 1951).  Ensayista, etnólogo e investigador cultural. Ha escrito numerosos libros sobre estudios etnológicos de los que el propio autor ha dicho “mis investigaciones van más allá de la descripción, son conceptuales. Mi objetivo no es describir rituales, si no ir a la esencia en busca de las raíces de la identidad cultural cubana". Entre esos volúmenes destacan: Cultos afrocubanos: un estudio etnolingüístico (1994); Lydia Cabrera y la bantuidad lingüística (2002 y 2006). De su obra poética da fe un poemario como Las antiguas criaturas del paisaje (1991) donde su voz lírica asume la décima y otras formas estróficas de la tradición hispanocubana.

Ibrahim DobladoIbrahim Doblado del Rosario (Ciego de Ávila, 1941). Poeta, narrador y promotor cultural. Muchos lo recuerdan en sus labores como asesor del movimiento de talleres literarios en su provincia, Avileño inmerso en los avatares literarios con amor y talento, ha escrito poesía cuento, novela, ensayo, guiones para radio, y televisión, Desde la parición de Cantos a mí país (1977) Doblado ha realizado un rica carrera como escritor que le hizo merecer, entre otros los premios: La  Edad de Oro y La Rosa Blanca. En su ya extensa obra pueden citarse algunos títulos imprescindibles: Caballo Salvaje (premio La Rosa Blanca en el 2001) El viento sobre las espigas (1981); Las rosas del viento (1992); Estampida (2002); Donde cantan los zorzales (2004) y Los viajes, el regreso (2005).

Juan Bernal EchemendíaJuan Eduardo Bernal Echemendía, nacido en 1954, “el espirituano incansable” como le dicen muchos de sus coterráneos que le han visto animar el coloquio Voces de la República, espacio de reflexión y debate sobre la etapa de nuestra historia que se abre en 1902 y se cierra en 1958. Poeta, investigador y ensayista. Especialista en cultura popular. Entre sus libros publicados están Espacios intangibles (2003) y La cumbre del camino (2005). De él se ha elogiado su indiscutible agudeza para el estudio de figuras  de nuestra historia.

René Batista MorenoRené Batista Moreno (Camajuaní, 1941). Poeta, antropólogo, investigador. De acuerdo con plabras del peridista Pedro Llanes “sus libros, crónicas y compilaciones se han vuelto clásicos homenajes a las piezas que unen el ser entrañable de la nación”. Este activísimo intelectual  villaclareño ha recorrido caseríos y bateyes en toda la Isla y rastreado los cuentos, dicharachos, tradiciones campesinas. Así lo revelan varios títulos entre ellos Cuentos de guajiros para pasar la noche (Letras Cubanas 2006) Esa vocación de compilador que salva una parte de la tradición oral, que compartió con Samuel Feijoo durante una etapa de su vida, lo convierten en una especie de Andersen cubano. Poeta de excepcional registro lírico René suma a los libros que son resultado de su intensa investigación volúmenes de poesía entre ellos Componiendo un paisaje (1972) ganador del premio Julián del Casal en 1971. 

A estos escritores podríamos aplicarle uno de los refranes criollos que rescatara Batista en sus compilaciones: “Los pájaros de la misma pluma vuelan juntos”.  Ellos son mujeres y hombres enlazados por la poesía y el amor que no conocen fronteras geográficas y ponen su alto vuelo sobre los muros virtuales. Seres “tocados por madrugadas” que devolvieron palabras agradecidas a las instituciones y a los lectores que les distinguían de manera simbólica. Sobre la importancia de recibir esta alta condecoración el poeta Luís Carlos Suárez afirmó durante la ceremonia realizada en Bayamo:

“Dicen también los cronistas que luego del incendio de Bayamo, las palomas regresaron a sus antiguos sitios y no encontraron un lugar donde posarse por lo que levantaron sobre el cielo un revuelo sin esperanza, sin destino. Esa esperanza y ese destino que las palomas buscaban desesperadas fueron conquistados, como ha sido conquistada una cultura que hoy nos honra al entregarnos esta distinción.”

Casa de cuentos para niños
Inés Casañas
Un joven llamado Fidel Alejandro
María Luisa García Moreno
Enlaces relacionados
Reforma constitucional
Decreto No. 349
Editorial Letras Cubanas
Editoriales nacionales
Editorial Capitán San Luis