Apariencias |
  en  
Hoy es viernes, 18 de octubre de 2019; 7:50 AM | Actualizado: 17 de octubre de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 237 | ver otros artículos en esta sección »
Página
Unas Crónicas del mañana para leer hoy
Blanca Zabala Santana , 21 de enero de 2009

«La ciencia ficción puede hacer extraordinarias predicciones», escuché decir no hace mucho, y de inmediato recordé las «profecías» que hacía Julio Verne en cada una de sus narraciones: el automóvil, el fax, y otros tantos y tantos objetos o acontecimientos improbables en su época, pero que con el tiempo muchos se han hecho realidad.

Porque imaginar el futuro, profetizarlo o tratar de cambiarlo ha sido siempre una preocupación del hombre. Desde siglos inmemoriales el hombre tal vez haya «descuidado» su entorno para mirar más allá en el tiempo y el espacio. Vida en otros planetas, galaxias, guerra interplanetarias, «visitas» de extraterrestres, apariciones de OVNIs, abducciones, etcétera, han sido sucesos generados por la inteligencia terrícola, tal vez para explicarse —o refugiarse en este— ese «otro mundo» desconocido o conocido a medias.

Y eso, entre muchos otros sucesos, ofrece Crónicas del mañana:

Treinta y ocho cuentos, divididos en tres partes —con sus respectivos subprólogos— conforman esta antología de ciencia ficción, que José Miguel Sánchez, Yoss, ha tenido a bien compilar para la Editorial Letras Cubanas en saludo al 50 aniversario de la Revolución Cubana, y que agrupados en la colección que con motivo de la efemérides se inaugura, rinden también un merecido reconocimiento a estos y a otros autores del género, aunque no hayan sido compilados. De todas maneras, la muestra que se ofrece «peina» tres momentos fundamentales de la ciencia ficción cubana: «El entusiasmo de los pioneros (1960-1979)», donde podemos encontrar a Ángel Arango, Miguel Collazo, Oscar Hurtado, Juan Luis Herrero y Arnaldo Correa; «Los ganadores en los concursos David y Juventud Técnica y los talleres literarios (1980)», con Daína Chaviano, F. Mond, Rafael Morante, Raúl Aguiar, Eduardo del Llano, Luis Alberto Soto, el propio Yoss, entre muchos más, y  «Hoy: ciberpunk, pastiche, ironía y mucho más (1990)», con Michel Encinosa, Vladimir Hernández, Haydée Sardiñas, Jorge Enrique Lage, Leonardo Gala, por solo mencionar a algunos. Encabezan cada cuento datos de todos los autores seleccionados, más los siempre certeros comentarios del compilador, que dan una visión muy clara de quién es quién y de sus obras publicadas.

En esta muestra se puede observar el desarrollo que ha tenido el género en Cuba y por los estadios que ha ido transitando, lo cual se aprecia tanto en los temas abordados por los autores —no exentos de humor en muchos casos—como en los recursos estilísticos empleados, y también en las inquietudes ante determinados eventos sociales. Es así, que si bien los precursores ponían su mirada en los verdes marcianos o en los saturnianos rojos, los que les siguen van a recrear en sus narraciones otros temas que van más allá de las visitas interplanetarias, codo a codo con los adelantos científicos y tecnológicos.

Algo que llama la atención en esta selección —y confieso que sin feminismo alguno— es la excelencia de los argumentos y la depurada prosa de las escritoras que la integran: Daína Chaviano, con «Níobe»; Chely Lima, con «Un instante de sol»; Anabel Henríquez, con «Deuda temporal» y Haydée Sardiñas, con «O».


Una cuidadosa selección ha hecho Yoss, sobre todo porque ha tenido en cuenta la calidad literaria de los textos y ha evitado la repetición de los temas, pienso que en ella prevalecen un equilibrio y un balance estructural apropiados. Es así que aparecerán ante el ávido lector «atomoviletas», chips parlantes, pizarras que succionan, pastillas para rejuvenecer, retornos al pasado para salvar a Lennon, y muchos temas más, que si bien no logran cambiar un pasado —aunque movidos por sentimientos nobles y puros— vaticinan un futuro —en ocasiones, para nada halagüeño— pero que sí todos tenemos la obligación de cambiar, junto a la buena voluntad de estos escritores y replantearnos un desarrollo no destructivo, sino avanzado científica y tecnológicamente, y también… literariamente, como dice Yoss al final de su tercera introducción: «la joven guardia […] cada vez más preocupada por el aspecto literario del género, viene pisando fuerte. Suyo es, no tan solo el mañana, sino, y esta antología lo demuestra, también buena parte del hoy de la ciencia ficción cubana». Que se regala y nos regala estos cuentos en este aniversario de todos.


 

 

Elaine Vilar Madruga, 2019-10-08
Elaine Vilar Madruga, 2019-09-23
Elaine Vilar Madruga, 2019-09-12
K-milo 100fuegos criollo como las palmas
Francisco Blanco Hernández y Francisco Blanco Ávila
Casa de cuentos para niños
Inés Casañas
Enlaces relacionados
Reforma constitucional
Decreto No. 349
Editorial Letras Cubanas
Editoriales nacionales
Editorial Capitán San Luis