Apariencias |
  en  
Hoy es domingo, 20 de octubre de 2019; 3:47 PM | Actualizado: 18 de octubre de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 519 | ver otros artículos en esta sección »
Página
Delirio de periodista
Jesús Dueñas Becerra , 15 de enero de 2010

“Ser periodista es una mirada, una convicción,
 un espíritu palpitante a partir del sentimiento
 genuino de que [se] es útil a la Revolución”.
                                       Fidel Castro Ruz

La (finada) escritora y periodista Iris Dávila Muné es la autora del libro Delirio de periodista, publicado por Ediciones Unión (La Habana, 2007), voz poético-literaria de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), y prologado por el periodista chileno-cubano Orlando Contreras Castro.

En ese texto, la también jurista y psicóloga, imparte una clase magistral de periodismo literario; fuente nutricia de ética, humanismo y espiritualidad, de la cual debemos beber quienes ejercemos y amamos la noble profesión dignificada por Félix Varela, José Martí y Ernesto Che Guevara, entre muchos otros artífices de la palabra escrita.

Sin apenas darse cuenta, el lector se ve involucrado en el “delirio periodístico crónico” que padece la autora de los seriales para los espacios “Divorciadas” y “Por los caminos de la vida” (en la radio) y “Una luz en el camino” (en la pantalla chica); radio y telenovelas que hicieron vibrar de emoción al público cubano, y además, le alimentaron la mente y el alma con un mensaje artístico, ideo-estético y político (“hay que tener fe que todo llega”, mensaje difundido a través de la pequeña pantalla en la voz de la inolvidable locutora y primerísima actriz Consuelito Vidal).

En ese libro, Iris Dávila incursiona como “pez en el agua” en los más disímiles géneros periodísticos, pero -según mi modesta apreciación-  se destaca más en la crónica y en la entrevista; la primera, por el carácter subjetivo de su prosa, que evoca la huella indeleble dejada por el Apóstol en todas y cada una de sus crónicas, donde lo periodístico y lo poético-literario se funden en cálido abrazo; y la segunda, por el dominio de la técnica de la entrevista, cuyo “secreto” revela “a voz en cuello”: las preguntas formuladas por el entrevistador solo desempeñan la función de un “detonante” para que el entrevistado se desarrolle desde los puntos de vista profesional, humano y espiritual, o mejor, para que “desnude” su alma y le muestre al otro cuánto talento, belleza y bondad hay en el centro mismo de su yo.

Por otra parte, se percibe que detrás de la hábil periodista hay una amante apasionada de la martiana ciencia del espíritu, sobre todo, cuando utiliza la inteligencia emocional (el arte de poner nuestras reacciones emocionales y afectivas en función de la optimización de las relaciones interpersonales y sociales), para ayudar al entrevistado a salir de situaciones estresantes que puedan poner en peligro su estabilidad emocional (por ejemplo, en la entrevista realizada a la doctora Beatriz Allende, quien al evocar el golpe de estado fascista donde perdió la vida su padre, el presidente chileno Salvador Allende, prorrumpe en inconsolable llanto).

Dicha obra se estructura en once capítulos, estrechamente vinculados entre sí: “Del tiempo aquel”, “Y luego”, “El bayardo cubano”, “Mujeres esenciales”, “Sobre narrativa”, “Esa palabra: melodrama”, “De la radio y la televisión”, “Cubanísimos”, “Elija usted”, “Usos y costumbres” y “Para sonreír”.

Delirio de periodista, de Iris Dávila Muné, es, sin discusión alguna, un libro de cabecera para profesionales de la prensa, docentes y estudiantes de periodismo en particular, y de comunicación social en general, pues muestra que, según el colega Antonio Gala, “[…] el periodismo es una excelente gimnasia [que] enseña síntesis, sintaxis y humildad […]”, o como diría la joven periodista Katiuska Blanco Castiñeira, “[…] una perenne búsqueda de la perfección de la línea y de la fidelidad entre el contenido y la forma”.

K-milo 100fuegos criollo como las palmas
Francisco Blanco Hernández y Francisco Blanco Ávila
Casa de cuentos para niños
Inés Casañas
Enlaces relacionados
Reforma constitucional
Decreto No. 349
Editorial Letras Cubanas
Editoriales nacionales
Editorial Capitán San Luis