Apariencias |
  en  
Hoy es martes, 15 de octubre de 2019; 12:44 AM | Actualizado: 14 de octubre de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 7254 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Escritor cubano salda deuda histórica entre Galicia y La Habana

Liz Arianna Bobadilla León, 17 de septiembre de 2019

La historia tiende a obviar a las mujeres, a veces por vergüenza, otras por omisión, costumbre patriarcal o «irrelevancia'» pero ellas siempre estuvieron presentes, así lo afirmó el escritor cubano Julio César González.

Con su nuevo libro Gallegas en Cuba, el autor rinde homenaje a La Habana en su aniversario 500 y salda la deuda pendiente con la historia común de ambas naciones, la cual, según afirmó, debemos conocer para saber quiénes somos y por qué luchamos.

Antes de este volumen muchas personas habían escuchado de los gallegos, también conocidos como indianos, pero solo se hablaba de hombres y muy poco o nada de mujeres; sin embargo, fueron miles, destacó el también antropólogo y profesor.

Esto da la medida del sentido patriarcal de la historia, la invisibilidad que han tenido ellas, emigradas, estigmatizadas, ridiculizadas, víctimas del tráfico humano y la prostitución, significó.

En entrevista exclusiva con Prensa Latina, González explicó el valor del material, devenido documento de denuncia contra esos crímenes padecidos por las cerca de 60 mil mujeres gallegas que emigraron a Cuba.

A juicio del investigador, es una forma de reivindicación de género que nos alerta sobre las migraciones y reconoce a quienes, quizás, fueron las primeras víctimas del tráfico de mujeres contemporáneo.

Bajo el sello editorial Edicións Ferveza y el apoyo de la Xunta de Galicia, el libro deviene también un homenaje a gallegas destacadas como las escritoras Concepción Arenal, Rosalía de Castro y Emilia Pardo.

Incluso, añadió, constituye un tributo a aquellas intrépidas y osadas como Antonia «Titina» Martínez, quien se atrevió a montar bicicleta y se convirtió en musa de una canción.

Gallegas en Cuba tiene la impronta de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades; nació como una obra en versión digital y del trabajo de muchos de sus integrantes, entre ellos Yonnier Angulo, a cargo de la revisión en formato CD.

Dicha investigación descubre los antecedentes de las familias cubanas, la vida de las mujeres que hicieron la ciudad, quizás no como constructoras, pero con una labor indispensable en la crianza de los hijos y otras labores invisibles que aún no reconocemos.

En el prólogo del texto, la destacada feminista española Judith Astelarra resaltó la sistematización histórica de la organización Hijas de Galicia, así como la labor de González como investigador y hombre vinculado a los estudios de género.

Tras las presentaciones en España de la primera edición, publicada en 2003, varios familiares de las mujeres emigradas se acercaron al autor con cartas que enviaron a Cuba y regresaron, porque nunca llegaron a su destino.

«Ellos se quedaron con los mensajes para algún día decir, mira yo te escribí, pues fueron familias que se rompieron por la falta de comunicación» significó González, quien, sobre la base de esos escritos, ya prepara otro libro.

Más de 600 misivas quedarán recogidas en el volumen para representar la voz de las personas que no emigraron y la vida de esas familias en Galicia que nunca supieron el destino de sus seres queridos, añadió.

Mientras tanto, Gallegas en Cuba salda su deuda. El actual escrito, segunda edición de Emigración de mujeres gallegas a Cuba: las hijas de Galicia, se presentará en la isla como parte de una semana dedicada a esta cultura y La Habana.

Prevista del 12 al 16 de octubre, el encuentro permitirá la comunión entre la música, la literatura, las artes plásticas y el audiovisual que vendrá con una propuesta dirigida por la periodista Natasha Vázquez.

Como parte de las actividades un grupo de escritores, artistas y autoridades públicas de Galicia llegarán hasta el habanero barrio de Luyanó, conocido como la Nueva Galicia a finales del siglo XIX e inicios del XX.

Esta barriada conserva construcciones de la época como los hospitales La Benéfica (actual Miguel Enrique) e Hijas de Galicia, que todavía prestan servicio a la comunidad.

Para el día de clausura se realizará la presentación oficial del texto, en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, donde además tendrá lugar el concierto de Roi Casals Figueira titulado Son galego, son cubano, que cuenta con la colaboración del poeta indiano Xosé Neiras Vila.

La iniciativa, nacida de la voluntad conjunta de González y Casal Figueira, toma como sede precisamente este sitio por la relación que guarda con la historia y cultura de ambas naciones.

Antiguo Centro Gallego, en dicho teatro se creó la organización Hijas de Galicia que constituyó un espacio de protección contra la trata, reveló el investigador.

Según explicó, allí se brindó servicio médico a costureras, amas de casa, trabajadoras domésticas y prostitutas con total anonimato y apostando por una salud con enfoque ecológico.

Desafortunadamente fueron víctimas, creo que eso hay que decirlo, aunque no nos guste reconocerlo. Este es nuestro compromiso con esas personas, muchas de las cuales nunca revelaron su sufrimiento a familiares por vergüenza, concluyó.

Tomado de Prensa Latina

K-milo 100fuegos criollo como las palmas
Francisco Blanco Hernández y Francisco Blanco Ávila
Casa de cuentos para niños
Inés Casañas
Enlaces relacionados
Reforma constitucional
Decreto No. 349
Editorial Letras Cubanas
Editoriales nacionales
Editorial Capitán San Luis