Apariencias |
  en  
Hoy es domingo, 15 de septiembre de 2019; 8:44 AM | Actualizado: 13 de septiembre de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 517 | ver otros artículos en esta sección »
Página

El rey del mambo en el verano matancero

Norge Céspedes, 19 de agosto de 2019

El rey del mambo, pieza del reconocido dramaturgo cubano Ulises Rodríguez Febles, ha sido uno de los títulos que el Centro de Promoción José Jacinto Milanés, de la provincia de Matanzas, ha estado presentando en diversos espacios literarios, como parte de su programación especial en el presente verano.

Dado a conocer por Ediciones Matanzas el pasado año, El rey del mambo mereció el Premio de la Crítica Orlando García Lorenzo, concedido recientemente por el Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en Matanzas a los mejores libros publicados por autores residentes en este territorio.

La pieza es considerada "un mambo-drama" por parte de su autor, quien asegura haberla preparado "desde un proceso de investigación sobre el patrimonio cultural de la nación, que obviamente se centró en la música, y dentro de la misma, en el mambo, y en su creador, Dámaso Pérez Prado".

En tal sentido, el destacado director teatral Rubén Darío Salazar percibe en esta propuesta dramática "una escritura documentada con profundidad, contentiva de toda la pasión con que Ulises piensa sus textos. Los dolores, alegrías, dudas y certezas del músico pasan sobre las tablas mediante escenas que consiguen imágenes contundentes".

Por su parte, la destacada crítica Vivian Martínez Tabares señala que en la esencia de esta obra late "la angustia del artista frente a la creación, el eterno debate sobre la originalidad y la inserción en una tradición de intenciones búsquedas y hallazgos, con la singulares facetas de una personalidad única de imponente presencia y carisma".

Igualmente, Martínez destaca la presencia en estas páginas de un Pérez Prado "rodeado de músicos y admiradores, flanqueado por despampanantes mamboletas", pero "(…) perseguido siempre por el fantasma del cuestionamiento, y aunque ciudadano del mundo, acosado por el peligro del desarraigo".

La crítica añade que El rey del mambo "nos hace evocar los singulares sonidos culturales del músico, nos  calienta en el afán de recordar sus compases, y nos pone a bailar mentalmente durante la lectura".

Además de la pieza dramática, el volumen incluye un conjunto de materiales relacionados con la exitosa puesta en escena de la obra, en Cuba y en México, como parte de las celebraciones por el centenario del nacimiento de Dámaso Pérez Prado.

En los anexos del libro se reúnen textos críticos de Rubén Darío Salazar, Víctor Banazco y Roger Fariñas Montano, quienes valoran el periplo de esta obra en las tablas, adonde fue llevada por la compañía azteca independiente Conjuro Teatro, dirigida por Dana Estella Aguilar y con música en vivo del matancero quinteto de vientos Atenas Brass Ensemble.

También se adjunta en el volumen una entrevista en la que el escritor y periodista Norge Céspedes dialoga con Rodríguez Febles para indagar sobre las repercusiones que, en múltiples sentidos (incluido el rastro que dejó en la "obra escrita", llevada a escena antes de ser impresa), produjo el proceso de montaje y las 30 funciones de El rey del mambo, que se iniciaron en diciembre de 2017 en Matanzas y continuaron en 2018, primero en una gira por varias ciudades cubanas, y luego en dos temporadas en México. 

Ulises Rodríguez Febles afirma que escribió esta obra de teatro poco después de cumplir, junto a la escritora y editora Yanira Marimón, con un encargo de Ediciones Matanzas: una compilación de ensayos, artículos y entrevistas que, dedicada a la vida y obra del Cara de foca, se publicó en 2015, bajo el título Mambo, qué rico e’ e’ e’…

Por cierto, mientras llevaban a cabo las indagaciones para ese proyecto, dilucidaron un punto polémico: la fecha del nacimiento del genial músico: el 11 de diciembre de 1917, en la ciudad de Matanzas.

Según precisó Rodríguez Febles:

Estudiando musicológicamente el mambo, los otros ritmos creados por Prado, sus extrañas mixturas con Stravinski, Beethoven o sus maravillosas piezas sinfónicas; acabé por fluir la creación de un material dramático que parte de los presupuestos del ensayo, como género literario, porque la obra es una reflexión sobre la música  de Prado, pero  también del mambo como presupuesto estético.

Pérez Prado innovador, constantemente renovador, me llevó a eso, a crear un mambo drama, estofado de sonoridades, mixtura contrastante que, como en el mambo, a veces suena raro; un presupuesto teatral que se inspira en el fragmento, que de alguna manera es un exabrupto dramático, que nunca sabemos si empieza o termina, donde la reiteración es un recurso, experimentando a la manera del scat en el jazz, una dramaturgia que busca la desarticulación, y cuya unidad está muchas veces en lo referencial y sígnico que la figura y la obra del artista nos entrega. 

Para escribirlo, estuve muy influenciado no solo por la controvertida figura de  unos de los creadores más geniales de la música cubana, sino de estudiosos de su obra, de materiales documentales y audiovisuales y especialmente los aportes de  su biógrafo Sergio Santana; y acompañado siempre en esa locura dramatúrgica por el asesoramiento de la teatróloga Vivian Martínez Tabares, que me iluminó, guió y aportó en el proceso creativo con agudeza y sensibilidad.

Ulises Rodríguez Febles (Cárdenas, 1968), significativo dramaturgo cubano contemporáneo, cuenta con cerca de una treintena de obras teatrales merecedoras de importantes reconocimientos y puestas en escena en Cuba y en el extranjero. También es guionista, narrador e investigador teatral. Dirige la Casa de la Memoria Escénica, en la ciudad de Matanzas, donde se conserva protege y difunde el patrimonio escénico cubano.  

Un joven llamado Fidel Alejandro
María Luisa García Moreno
La paloma de vuelo popular
Nicolás Guillén
Enlaces relacionados
Reforma constitucional
Decreto No. 349
Editorial Letras Cubanas
Editoriales nacionales
Editorial Capitán San Luis