Apariencias |
  en  
Hoy es miércoles, 16 de octubre de 2019; 4:14 PM | Actualizado: 16 de octubre de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 465 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Jesús Castellanos: apuntes sobre un escritor

Leonardo Depestre Catony, 07 de agosto de 2019

Jesús Castellanos concentró en los últimos diez años de su breve vida todo su quehacer en el campo de las letras y las artes en general.

Vivió 33 años, que en él fueron suficientes para dejar una obra valiosa en la ensayística y la narrativa, aunque también fue conferencista y trabajó la caricatura (el humor político) con acierto.

La bibliografía suya recoge los primeros volúmenes a partir de 1902, cuando publica Cabezas de estudio (Siluetas políticas), al cual suceden el cuento "De tierra adentro", de 1906; La conjura, novela con la que alcanzó Premio de los Juegos Florales del Ateneo de La Habana en 1908; La manigua sentimental, noveleta de 1910 y "Rodó y su Proteo", discurso pronunciado en 1910. Inconclusa quedó la novela "Los argonautas". Después de su muerte aparecieron otros textos inéditos recogidos por su amigo Max Henríquez Ureña y años más tarde por el crítico José Manuel Carbonell, entre otros.

Fue el de Jesús Castellanos −nacido en La Habana el 8 de agosto de 1879− un caso de vocación artística prematura, que se orientó hacia la literatura y el dibujo. Desde la adolescencia fue cofundador de publicaciones como La Joven Cuba y La Juventud Cubana, ambas en 1894 y al siguiente, El Habanero.

En México permaneció entre 1896 y 1898, enviado por los padres, y desde la vecina nación contribuyó cuanto pudo por la independencia de Cuba, afiliándose a los clubes revolucionarios en la emigración.

De regreso, terminó los estudios de Derecho Civil en la Universidad de La Habana y ejerció como abogado de oficio y fiscal de la Audiencia capitalina. Viajó también por Europa y Estados Unidos.

Ya desde 1901 inició sus colaboraciones en la prensa, primero en La Discusión, y a continuación en Patria, El Fígaro, Cuba y América, Letras, La Política Cómica, Azul y Rojo...

Es dato olvidado que Castellanos fue el primer director de la Academia Nacional de Artes y Letras, en 1910; que fue fundador de la Sociedad de Fomento del Teatro y de la Sociedad de Conferencias, ambas en 1910 y que ese año integró el jurado de Bellas Artes de la Exposición  Nacional.

Nuestro autor no solo pertenece a la generación de intelectuales que desarrollan su trabajo en los inicios del siglo recién finalizado, sino que es uno de sus más conspicuos representantes, de los más activos y fervorosos, de los escritores más sinceramente interesados en el destino de Cuba.

Aquellos contemporáneos que lo conocieron lo recuerdan como un hombre optimista, presuroso de hacer, culto, impulsor de ideas y proyectos. Pero fue además un escritor de excelente prosa. Disfrutemos de este fragmento suyo:

... Nuestra sociedad está necesitada de desinterés, de vistas largas al mañana; nuestra sociedad se muere de provisionalismo, de impaciencia ignorante para hacer negocio rápido y sobre andamios.
¿En dónde está la medicina? En el estudio, en la afición a ese campo de observación generosa, a esa lectura que no ha de ser su cosecha sino muy a la larga...

Jesús Castellanos murió el 29 de mayo de 1912. Humorista gráfico, narrador y periodista, es personalidad un tanto olvidada que aguarda su momento para ser objeto del análisis crítico que lo coloque dentro de los autores que consagraron pasión y vida a la literatura de los inicios de la era republicana.

K-milo 100fuegos criollo como las palmas
Francisco Blanco Hernández y Francisco Blanco Ávila
Casa de cuentos para niños
Inés Casañas
Enlaces relacionados
Reforma constitucional
Decreto No. 349
Editorial Letras Cubanas
Editoriales nacionales
Editorial Capitán San Luis