Apariencias |
  en  
Hoy es domingo, 15 de septiembre de 2019; 10:56 AM | Actualizado: 13 de septiembre de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 7204 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Maceo y el Che, el 14 de junio es una fecha de patriotas

CL, 14 de junio de 2019

Los azares de la vida quisieron que la historia de Cuba tuviera dos grandes héroes compartiendo la misma fecha de nacimiento, pero en diferentes países y siglos. Cada 14 de junio la Isla recuerda a Antonio Maceo (Santiago de Cuba, 1845-1896), y a Ernesto Che Guevara (Rosario, Argentina, 1928-1967).

Maceo, el Titán de Bronce, fue un destacado estratega militar y figura política dentro de las dos grandes guerras independentistas del siglo XIX en la Mayor de las Antillas: la de los Diez Años y la del ’95. Aunque los expertos le contabilizan más de 600 acciones combativas durante toda su vida, quizás uno de los episodios más conocidos que protagonizó fue la Protesta de Baraguá, esa, donde dijo “no nos entendemos” a los españoles, al no aceptar (la parte cubana) una paz sin independencia.

Sobre esa hazaña habló el Che décadas más tarde, al intervenir en un acto por el aniversario de la caída en combate de Maceo, y pocos días después de finalizada la Crisis de Octubre:

Hoy, que estamos en la tarea de la construcción del socialismo en Cuba, que empezamos una nueva etapa en la historia de América, el recuerdo de Antonio Maceo adquiere luces propias (…) Empieza a estar más íntimamente ligado al pueblo y toda la historia de su vida, de sus luchas maravillosas y de su muerte heroica, adquiere el sentido completo, el sentido del sacrificio para la liberación definitiva de este pueblo.

El argentino, por su parte, no luchó contra el colonialismo español, luchó por darle la independencia total a Cuba y liberarla de estados Unidos y todos los gobiernos títeres que aquí colocaban.

Luego del 1ro de enero de 1959, el médico, político, guerrillero, pasó a formar parte de la nueva estructura del gobierno cubano, hasta que partió a otras tierras (Congo y Bolivia) para ayudar también en su liberación.

Antes de su partida, que se convertiría en definitiva, escribió una carta a Fidel donde confesó:

Siento que he cumplido la parte de mi deber que me ataba a la revolución cubana en su territorio y me despido de ti, de los compañeros, de tu pueblo, que ya es mío (…) Nada legal me ata a Cuba, sólo lazos de otra clase que no se pueden romper como los nombramientos (…) Digo una vez más que libero a Cuba de cualquier responsabilidad, salvo la que emane de su ejemplo. Que si me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi último pensamiento, será para este pueblo y especialmente para ti.

En Cuba, es tradición ya que se recuerde la fecha con una peregrinación que parte desde el Parque Maceo hasta el Complejo Escultórico donde descansan los restos del Che y de sus compañeros de guerrilla caídos en Bolivia.

Un joven llamado Fidel Alejandro
María Luisa García Moreno
La paloma de vuelo popular
Nicolás Guillén
Enlaces relacionados
Reforma constitucional
Decreto No. 349
Editorial Letras Cubanas
Editoriales nacionales
Editorial Capitán San Luis