Apariencias |
  en  
Hoy es domingo, 15 de septiembre de 2019; 10:59 AM | Actualizado: 13 de septiembre de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 7204 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Elogio oportuno a La Edad de Oro

Yohamna Depestre Corcho, 21 de marzo de 2019

El Elogio oportuno, actividad que se realiza en la Librería Fayad Jamís, sita en Obispo, una vez más hizo valer el aforismo martiano: “el elogio oportuno fomenta al mérito”. Precisamente a José Martí se dedicó el espacio este 21 de marzo a las 4 de la tarde, con un homenaje a los 130 años de la creación de La Edad de Oro.

Para hablar de esta revista mensual surgida en 1889, de la que solo salieron a la luz 4 ejemplares de 32 páginas, fueron invitadas las intelectuales Carmen Muñoz y Nieves Cárdenas.

La expresión "edad de oro" –en latín aurea aetas– tiene, en español, como primer significado: "entre los poetas, tiempo en que vivió el dios Saturno, y los hombres gozaron de vida justa y feliz”. Subrayaron las presentes que con ese sentir la pensó nuestro Apóstol, pues a más de un siglo sigue teniendo vigencia en su lenguaje universal.

Carmen Muñoz se refirió a Martí como un poeta en toda su dimensión cuando escribía. Así hizo cada palabra de La Edad de Oro.

El sermón paternal al niño, las enseñanzas católicas y religiosas con que se le refería sin apertura a otras vertientes, Martí lo rompe en estos textos imponiendo un diálogo amistoso y respetuoso con los infantes, donde él también se asume como tal. No hay órdenes, no hay sentido autoritario, hay humildad. Así aborda temas que muchos creían vedados para los más pequeños: la muerte, la vida en otro planeta, los héroes, la patria, la sexualidad, el género.

Como sus poemas, los cuentos son deliciosos –continuó Muñoz. Martí se sitúa como el hombre de Latinoamérica, colonizado y del Tercer Mundo, y desde ahí encuentra su tono para jugar y dirigirse al mundo con la belleza formal modernista. La gran moraleja de sus narraciones es que el verdadero talento es la bondad.

La voz en off de Rita del Prado se escuchó de vez en vez, haciendo escala en cada comentario. Por ella fueron musicalizados los poemas: "La Perla de la Mora", "Los dos príncipes" y "Muñecas", versión libre de "La muñeca negra".

Un joven llamado Fidel Alejandro
María Luisa García Moreno
La paloma de vuelo popular
Nicolás Guillén
Enlaces relacionados
Reforma constitucional
Decreto No. 349
Editorial Letras Cubanas
Editoriales nacionales
Editorial Capitán San Luis