Apariencias |
  en  
Hoy es domingo, 22 de septiembre de 2019; 11:37 PM | Actualizado: 20 de septiembre de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 310 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Margarita Padrón: otra y la misma niebla

Reyna Esperanza Cruz, 25 de marzo de 2019

Deshacerse de angustias presentes o pasadas, romper los hilos que nos atan a convencionalismos, costumbres, deberes ineludibles y otros tantos cerrojos que el ser humano arrastra, es servicio desinteresado que ofrece la poesía a quienes buscan en este ejercicio del alma el necesario equilibrio, la justa medida a los afanes del vivir. Así, con ayuda del verso salido de la escondida lumbre, el cuerpo aligerado de lastre recobra su posibilidad de seguir ocupando el sitio que le corresponde, o el que le hemos asignado por voluntad propia. Margarita Padrón conoce esta verdad. Sabe que sin una dosis, aunque sea mínima, de ese elíxir, sin al menos asomarse a esa ciudad de los perdidos que resulta ser la poesía, su vida sería un árido espejismo. Se aferra al verso en horas de angustia, desde una posición cercana y al mismo tiempo distante. Se acerca para rebuscar sus dobleces y exponerlos al aire restaurador de las palabras; se aleja y se describe como otra, igual y diferente a sí misma, y compadece o comprende a esa otra mujer que observa en el espejo del poema. Aborda su (i)realidad de modo sencillo, sin estridencia ni desmesura, mediante versos blancos, sonetos, décimas y prosa poética, estructuras en las que muestra un buen dominio. Se expresa siempre de modo breve, como si temiera abrir demasiado la puertaa las palabras; acude en ocasiones a referentes de la literatura escrita por mujeres o a propósito de ellas, las cuales han encontrado eco en su sensibilidad. Sus versos exhiben una marcada suavidad, pero el paisaje interior que muestran está poblado de ocultos abismos, de hojarasca y agua, de playas donde la marea deja rastros de olvido, yen jardines donde siempre falta el ave que entone un canto alegre. Flota sobre su escritura una niebla en la que se refugia, como un modo de evadirse y a la vez de presentarse ante el mundo. Parca, sobria, con una producción exigua en esta cuerda, pues ha dedicado casi toda su obra a los niños, Margarita Padrón debe ser conocida  por los lectores que saben que toda voz que se alza desde el verso enriquece el coro conformado por quienes apostamos por la poesía como la única manera posible para ser y estar en el mundo, y como la mejor justificación de la existencia.
 

 

 

LA OTRA NIEBLA
      
                      A María Luisa Bombal

 

Aquí espero también la última niebla,
y tú, con el empeño de barrer
las hojas secas que huyen de mi árbol.
Con ese aliento bebes el elíxir
de nuestra madrugada a sorbos húmedos,
yel color le robamos al paisaje.
El rocío su frágil vida tiende.
Va una garza, canción sobre la espuma.
Mi aleteo en su luz (aunque sin alas)
deshoja tanta niebla aquí en mi pecho.

 

ORILLAS


La soledad es barcaza que camina
por tu mar en el tiempo; eres instinto,
otracomplicidad del laberinto
o gaviota callada en mi retina.
Mar ungido de gris que no adivina
el color que se guarda el colibrí,
ni este rumor de olas siempre en mí.
Eres paisaje donde busco el canto,
certidumbre de amor. Más sólo hay llanto
y una playa desierta junto a ti.

 

 

DE RESURRECCIÓN


A contraluz te sigo en la marea. En el mismo arrecife renacemos, se despeña otra vez la soledad. Un instante de amor se torna ausencia: Él toma mi mejor caudal, las tardes de mis manos, antiguos fulgores, resurrección y sueños.

 

 

LIRIOS
                                              
                            Desde otra orilla trémula de lirios
                                           DULCE MARÍA LOYNAZ

 

Llenas con inquietudes esta noche
Si frotas en mi piel tus labios húmedos,
el inciensoque mana de tu boca.
Desmemoria:entre olvido y recuerdo yo te busco
y me persigno frente al viento sur.
En la espiral que deja la hojarasca
bordeo la senda de fugaz gaviota.
Cuántos siglos de ausencia que se fugan
desde otra orilla trémula de lirios!

 

 

AGUA DE MIS DÍAS


Vuelvo cansada a tu orilla de siglos, con insomnio de luna y de sargazos. Tú habitas en el nácar, en las inmensas redes que juegana ser nostalgia, silencio, estela salobre. En qué arena distante eres caricia, dónde el embrujo y el deseo anclas. A qué riberas, a qué horizonte de crepúsculo va tu imagen sin el agua de mis días.

 

LO IDO


Hoy persigo tu huella en el espejo;
esque tu rostro a veces me deslumbra
y desnuda mi piel en la penumbra.
Hoy me embiste el insomnio en que me alejo,
Me quiebro en añoranza, y tu reflejo
en mis dedos de azogue es laberinto.
Voy a un canto imposible: allí te pinto,
en el sonrojo de la lluvia y callo,
desafío la nube donde estallo
y rompo en el cristal tu amor extinto.

 

 

CASA DE MUÑECAS

 

I
Ella viaja en el sueño de la noche y confiesa que su vida es tedio, casa de muñecas, punto gris disuelto en el espaciodonde planta una violeta, mordedura que lleva en el recuerdo,donde no hay un final para el sollozo. Las líneas en susmanos la condenan. Absorta en el final, dibuja la fachada de otra herida.

 

II
A veces marzoasoma en sus pupilas
ypregunta quéhace en su equinoccio,
por qué convierte en polvo tantas flores.
Lleva su paraíso hasta la duda,
corta el ala a su vuelo de paloma.
A veces, marzo asoma en sus pupilas
y dice que cabalgue en sus pistilos,
que renazca en un brote de hoja húmeda.
Cruza el delirio y ¡qué sorpresa! Marzo
guarda la luz helada de febrero.

 

III
¿Por qué aguardar la luz de lo imposible?
¿Por qué soñar con un amor sin rostro?
¿Por qué es sólo artificio la ventura?
Su manto se deshace con el tiempo
y no encuentra el color del horizonte.
Busca al arquero con temblor de niebla.
Se pierde entre los hilos. Es Penélope,
o unasilueta de absurdo gris. Enigma
surcado por noviembre en luz alada.
El papel donde el miedo escribe un himno.

 

IV
Niebla en los arrecifes:
equilibrio y razón
que le cortan las alas.

 

Margarita Teresa Padrón Bauzá (Puerto Padre, 1951). Poeta y narradora. Ha obtenido premios y menciones en concursos provinciales y nacionales, como el Concurso Nacional Frank País y Concurso Nacional de décimas Villazul. Ha publicado Barca de luces (poesía para niños, Editorial Sanlope, 2009).


 

Casa de cuentos para niños
Inés Casañas
Un joven llamado Fidel Alejandro
María Luisa García Moreno
Enlaces relacionados
Reforma constitucional
Decreto No. 349
Editorial Letras Cubanas
Editoriales nacionales
Editorial Capitán San Luis