Apariencias |
  en  
Hoy es domingo, 24 de marzo de 2019; 1:57 AM | Actualizado: 22 de marzo de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 7109 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Heras León, el nuevo hijo de Matanzas

Norge Céspedes, 15 de marzo de 2019

El intelectual cubano Eduardo Heras León, Premio Nacional de Literatura, fue declarado Hijo Adoptivo de la Ciudad de Matanzas durante un homenaje que se le tributara al concluir la Feria del Libro en esta occidental localidad de la Isla.

Conmovido, el importante narrador, crítico, periodista, editor y profesor manifestó que consideraba “un gran honor y una hermosa responsabilidad” esta distinción, que concede la Asamblea Municipal del Poder Popular en el territorio yumurino.

Personalidad a la que se dedica la actual edición de la Feria del Libro en todo el país, Heras León recibió asimismo El Libro Alto, distinción que entrega a personalidades relevantes de la cultura cubana el Centro Provincial del Libro y la Literatura, y el Reconocimiento 45 Aniversario de la Universidad de Matanzas.

Como parte del homenaje, que tuvo lugar en el Museo de los Bomberos, se llevó a cabo una mesa de opinión sobre su vida y obra en la que intervinieron los escritores Daneris Fernández, Manuel Navea, Maylan Álvarez y Norge Céspedes, todos alumnos del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso que él fundó y dirige desde hace dos décadas.

Otro egresado de esta emblemática institución, Yunier Riquenes García, se encargó de presentar el volumen En el aula inmensa de la vida (Ediciones La Luz, 2018), que contiene entrevistas a Eduardo Heras León en diversas etapas de su vida, las cuales fueron compiladas por el propio Yunier.

Heras León se mostró agradecido por los reconocimientos, por las muestras de cariño que ha recibido durante la Feria del Libro, y destacó sentirse satisfecho particularmente por el intercambio que ha tenido con los jóvenes, a cuya formación, en su una y otra vez ratificada condición de maestro, ha dedicado parte de su vida, en especial tras crear el Centro Onelio.

Se manifestó “un poco abrumado”, aunque feliz con todo lo que ha ocurrido hasta ahora en las jornadas de la Feria del Libro, y, en medio de su habitual modestia, se planteó  la sospecha de que “esto es excesivo, no merezco tanto”.

Dio a conocer que había comenzado a escribir sus memorias, de las que comentó algunos pasajes referidos a su participación en la batalla de Girón y a su quehacer como artillero.

En el homenaje a Heras León, que fue el cierre de la Feria del Libro de Matanzas, se contó con la presencia de Juan Rodríguez, presidente del Instituto Cubano del Libro, y de funcionarios políticos y gubernamentales, así como de importantes personalidades de las letras cubanas y extranjeras.

La Feria del Libro de Matanzas tuvo lugar del 6 al 10 de  marzo; sus escenarios principales fueron el paseo de Narváez, a la orilla del río San Juan y la plaza de la Vigía. En Narváez se colocaron más de una veintena de kioscos, para la oferta de novedades de editoriales cubanas y extranjeras. También hubo espacios donde se realizaron presentaciones, coloquios, tertulias y otras iniciativas artístico-literarias.