Apariencias |
  en  
Hoy es jueves, 23 de mayo de 2019; 3:42 AM | Actualizado: 17 de mayo de 2019
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 1803 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Literatura y cine: el arte a dos voces

Leonardo Depestre Catony, 26 de febrero de 2019

Muy pronto descubrió la cinematografía el aliado que tenía en la literatura. Pero no solo la cinematografía, también la radio, la televisión y cuanto medio ha ido surgiendo desde entonces. Hoy día, es ya momento de reconocer que los guionistas o libretistas son escritores, y que entre aquellos que han ejercido el oficio se cuentan algunos de los más insignes autores de la literatura cubana y universal.

Miguel de Cervantes, William Shakespeare, León Tolstoi, Honorato de Balzac, Ernest Hemingway y un sinfín más de autores aparecen entre los que con mayor frecuencia han sido adaptados o versionados para el cine. Y a partir de los ya citados el listado es interminable, representativo de la totalidad de las literaturas y las lenguas. 

En cuanto a los de habla española del lado de acá del Atlántico, los hay también con obras muy significativas llevadas al séptimo arte. Por supuesto que el lector debe ya estar pensando en Gabriel García Márquez, el Premio Nobel colombiano, cuyo caso es muy interesante porque el escritor fue siempre un amante del séptimo arte, en su juventud escribió crítica de cine para el diario El Espectador y en algún que otro filme hizo apariciones fugaces como “actor”, al estilo de cameos. También fue el director fundador, en 1986, de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, una institución cubana que mucho ha aportado en la formación de jóvenes realizadores provenientes de América Latina, del Caribe y otras regiones. 

La relación de textos garcíamarquianos llevados al cine es abrumadora y en modo alguno pretendemos aquí presentarla completa, entre ellos citaremos En este pueblo no hay ladrones, Tiempo de morir, La viuda de Montiel, Eréndira, Crónica de una muerte anunciada, Cartas del parque, El coronel no tiene quien le escriba, La mala hora, El amor en los tiempos del cólera (Love in the Time of Cholera, porque se filmó en inglés), Del amor y otros demonios…

¿Y qué hay de Cien años de soledad? Que sepamos, la gran novela sigue a la espera de un realizador superatrevido, un presupuesto asegurador y un equipo talentoso que se lance a la gran aventura de filmarla.

Otro Premio Nobel, el peruano Mario Vargas Llosa, también figura entre los grandes autores de habla española a quienes la cinematografía no da descanso. Tampoco aquí pretendemos una relación completa, pero recordamos Los cachorros, Pantaleón y las visitadoras (dos versiones), La ciudad y los perros, Yaguar, La tía Julia y el escribidor (Tune in tomorrow, rodada en inglés), repetimos, sin agotar el tema.

Premios Nobel igualmente son el mexicano Octavio Paz, de quien se filmó Yo, la peor de todas, adaptación del libro Sor Juana Inés de la Cruz, y el guatemalteco Miguel Ángel Asturias, con El señor Presidente, llevado a la pantalla grande. 

Sin ostentar el Nobel, pero importantísimos dentro de la literatura hispanoamericana son Juan Rulfo, Rómulo Gallegos, Augusto Roa Bastos, Horacio Quiroga, José Rubén Romero, Antonio Skármeta, Jorge Amado (en lengua portuguesa) y un largo etcétera, autores de quienes algunas obras han sido versionadas al cine.

En cuanto a los autores cubanos, cualquier relación ha de ser incompleta, pero en ella se incluyen Cirilo Villaverde, Alejo Carpentier, Miguel Barnet, Samuel Feijóo, José Soler Puig, Senel Paz, Luis Rogelio Nogueras, Víctor Casaus, Leonardo Padura, Eduardo del Llano y muchos, muchísimos más, en algunos casos con obras ya escritas y versionadas para el cine y en otros, en funciones de guionistas cinematográficos, de televisión y otro medio.

Porque, mirándolo bien, amigo, ¿quién mejor que un escritor para escribir un libreto cinematográfico? Después de todo, literatura y cine son –aun cuando no siempre los resultados sean los mejores–, tan complementarios como el buen café y el aroma de un habano.