Apariencias |
  en  
Hoy es jueves, 13 de diciembre de 2018; 6:46 AM | Actualizado: 12 de diciembre de 2018
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 6846 | ver otros artículos en esta sección »
Página

Homenaje a Eusebio Leal en Feria del Libro camagüeyana 2018

Manuel R. Castro Hernández, 12 de marzo de 2018

En el lapso de breves días recibirá el Dr. Eusebio Leal Spengler los obsequios que al concluir el homenaje a su persona y labor le ofrecieron generosamente los agramontinos; uno, el tapiz artesanal confeccionado por el proyecto comunitario Carsueños; otro, el lienzo del paisajista Carlos Alberto Casanova Aróstegui titulado Después de una noche tormentosa.

La pieza del artista plástico es de un particular simbolismo porque recrea con sublimes contrastes de luces y sombras el escenario natural de Playitas de Cajobabo para connotar aquel amanecer del 12 de abril de 1895, en que ya Cuba albergaba a los patriotas cubanos —entre ellos José Martí— recién adentrados por esa costa la noche anterior, resueltos a fundar patria.

Evidentemente, la conexión entre aquellos patriotas y la obra humana, la trayectoria profesional de Eusebio, quedó demostrada en diferentes intervenciones durante el conversatorio Eusebio Leal en la construcción de la identidad nacional, que dio apertura a las actividades de la 27 Feria en Camagüey.

Un panel compuesto por reconocidos historiadores, tanto camagüeyanos como invitados, entre los que se encontraban los doctores Elda Cento, Joel Cordoví y Ricardo Muñoz, expuso aquellas cualidades que hacen del homenajeado un cubano excepcional, un edificador constante de la patria, no solo en sus esfuerzos por conservar el legado material e histórico de la nación; sino por el oficio de un magisterio oratorio que lo distingue como comunicador, capaz de hacerse entender por la emoción de su palabra y entablar un pathos especial con las masas.

También discursaron los panelistas sobre su humanismo, humildad y sencillez, cualidades y valores adquiridos en muy buena medida por las particulares condiciones familiares y sociales de su formación; su capacidad para aunar voluntades en la ejecución de proyectos de bien público como la restauración, donde ha primado siempre la calidad y el buen gusto.

Al Eusebio que con sabia intuición nos ha hecho ver que el vasto universo de la patria tiene también sus confines en la inmigración, se hizo referencia con la presentación de su libro La luz sobre el espejo, recopilación de notas, escritos y reflexiones suyas sobre temas diversos de la historia y la cultura; libro que teje nuestra identidad de una manera nada lineal, sino más bien emocional, pues como se afirmara en el encuentro: “Eusebio no es solo un restaurador de la materia dura con que se ha edificado la ciudad, sino en aquello que no se ve y que nos une, la historia”.