Apariencias |
  en  
Hoy es martes, 25 de julio de 2017; 10:30 AM | Actualizado: 24 de julio de 2017
Búsqueda de artículos
título
autor
Artículos en esta sección: 6023 | ver otros artículos en esta sección »
Página

La Gaceta de Cuba

Rubén Ricardo Infante, 19 de abril de 2017

La promoción de la literatura cubana a través de las páginas de cada número de La Gaceta de Cuba ha sido una constante. Si revisamos a fondo toda su historia, un total de 55 años con las intermitencias de la imprenta (citando a Saramago) en el año 1991, podemos hacer un balance general de cuánto ha aportado esta publicación a la visibilidad de nuestra literatura. Porque son decenas de artículos que refieren a procesos, figuras, etapas, libros… los que han visto la luz en esta entrega bimestral. Lo que permite trazar una cartografía de nuestro quehacer literario mediante el examen total de todos estos años.

Pero no solo ha sido a través de sus textos, sino con la convocatoria a concursos que motivan a escritores de toda la Isla que La Gaceta… ha cumplido un papel promotor de la literatura y de la cultura en sentido general. La revista convoca anualmente, desde hace 22 años, un prestigioso concurso de poesía (Premio de Poesía La Gaceta de Cuba y Beca de Creación Prometeo) y por 20 años estuvo realizando un concurso de cuentos, cuyos premiados fueron recopilados en el libro Maneras de narrar. Cuentos del Premio La Gaceta de Cuba, compilado por Haydee Arango.

También se pueden sumar varios libros que se han gestado a partir de la publicación de los textos en la revista, me refiero a los libros: Mama, yo quiero saber…entrevistas a músicos cubanos, preparado por Radamés Giro; Memorias recobradas, que recoge los dosieres de Ambrosio Fornet sobre la diáspora; los volúmenes de crónica Siglo pasado y Por los extraños pueblos; las entrevistas realizadas por Arturo Sotto a figuras del cine en Conversaciones al lado de Cinecitta y Para verte mejor. Pasajes del cine cubano en La Gaceta de Cuba I y II y (Des)Articulaciones. Premios de poesía La Gaceta de Cuba (2000-2010).

Todos estos libros, conformados por textos que fueron publicados por vez primera en La Gaceta…, confirma el papel fundamental que esta ocupa en el panorama crítico y editorial en Cuba.

Pero la revista no es solo eso: un montón de páginas que discursan, polemizan… sino que también es una especie de sitio de encuentro, cada presentación guarda una especie de ritual: asisten los colaboradores, los lectores, los intelectuales…, porque todos, absolutamente todos, en algún momento específico pueden no haber compartido un criterio con la publicación, pero todos conservan el ansia de que llegue su nueva entrega, para, haciendo juego con ella: entregarse a la lectura.

Porque varias razones han tributado a que la revista mantenga esa cercanía con los autores. Primero, el sentido de confraternidad que han propiciado los encuentros, los dosieres, cada número, y también los del equipo, quienes la conforman. Todo ello hace que la revista posea una cercanía intelectual, temática, pero también sentimental.

Hace unos años, cuando la revista celebró su aniversario 50, Reynaldo González, escribió un breve texto que lo recuerdo con mucha nostalgia, donde refería que el mejor momento para leérsela era un domingo por la mañana. Quedarse en la cama y recorrer todas sus páginas, mientras el día avanza y uno se entrega al placer de compartir criterios, discutir con otros, pero siempre contando con el hecho de que la revista es una expresión de ideas, pero también de un tiempo y de un momento determinado: este.

A lo largo de estos años, mi cercanía ha sido como lector, pero he tenido la suerte de ser colaborador en dos ocasiones de la sección Crítica, con dos reseñas a libros publicados por la que es también mi casa editorial: Ediciones La Luz.1 Espero pronto volver a estar incluido entre sus colaboradores. De igual manera, deseo que La Gaceta… sea siempre esa expresión del tiempo, nunca perdido. Que sea la satisfacción de la lectura un domingo cualquiera. La polémica en torno a juicios compartidos o para disentir. Pero que siga siendo esa revista que todos esperan.
 

Nota:

1 “La isla en versos: diálogo infinito con las aguas” (no. 6, nov-dic, 2011, p. 58) y “Un análisis anatómico de la isla” (no. 1, ene-feb, 2017, p. 58-59).

Tomado del portal de la UNEAC