cabezal
                             INICIO     PRÓLOGO    AUTORES
fondo
Cien poetas

SEVERO SARDUY
(1937-1993)

Del poeta experimental y dentro de sus teorías del neobarroco en Big Bang (1974) pasó a una "postmodernidad" muy acorde con la poesía anticoloquial que se escribía en Cuba, a la sazón de Un testigo fugaz y disfrazado (1985). En lo sucesivo su obra se iba a estructurar en décimas y sonetos, sobre todo con un matiz erótico y humorístico de muy buen grado de cubanía. Véase el poema:
“ Que se quede el infinito sin estrellas”.


Obra referencial: Sarduy, Severo: Un testigo fugaz y disfrazado, Ediciones del Mall, Barcelona, 1985.

 

 

 

 

 

QUE SE QUEDE EL INFINITO SIN ESTRELLAS

Que se quede el infinito sin estrellas,
Que la curva del tiempo se enderece.
Y pierda su fulgor, cuando se mece
Un planeta en su abismo y en las huellas

Del estallido primordial. Aquellas
noticias recibidas del comienzo
de las galaxias, del vacío inmenso,
hoy son luz fósil. Paradojas bellas

que anuncian por venir lo transcurrido
y postulan pasado lo futuro.
Universo del pensamiento puro:

un espacio que fluye como un río
y un tiempo sin presente, opaco y frío.
El tiempo de la espera y del olvido.


subir

autores
    
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

fondo
fondo
                             INICIO     PRÓLOGO    AUTORES
cabezal
fondo
Edición: VIRGILIO LÓPEZ LEMUS / Diseño Web: YALIER PÉREZ MARÍN
© Cubaliteraria, 2001.