cabezal
                             INICIO     PRÓLOGO    AUTORES
fondo
Cien poetas
 
1/8
siguiente

EL final del siglo XX completa dos centurias de una tradición nacional dentro de la poesía de lengua española: la de la lírica cubana. La poesía no tiene otra nacionalidad que la del mundo, la humana creatividad en él. Pero los poetas han nacido en alguna región o país, lo que suele ser más limitado que el ámbito de un idioma tan extendido como el de Cervantes. La poesía de los poetas de Cuba tiene sus marcas nacionales propias, ya sean temáticas o incluso de preferencias formales, de lenguaje y hasta de actitud vital ante la aprehensión poética del mundo. La tradición en literatura no se explica por lo tradicional en su sentido conservador o repetitivo, sino por alcanzarse una línea de intensidad que permita sostener un patronímico, por ejemplo el de cubano, como identidad de tipo cultural que diferencia sus multiplicidades expresivas de cualquier otredad o alteridad con la que pueda ser comparada. La mismidad literaria cubana se manifiesta con mucha precisión desde que existe una poesía escrita consecutivamente por varios autores desde el final del siglo XVIII y que ha continuado escribiéndose sin interrupción hasta nuestros días

De la poesía prehispánica, nada sabemos, habiendo sido ella oral. Cuando Cristóbal Colón llegó a las costas cubanas, sintió el deseo de reflejar en su diario la bella naturaleza que se le ofrecía a la vista; fueron las suyas las primeras frases descriptivas que se escribieron en lengua europea sobre el Nuevo Mundo, y le toca a Cuba ser entonces "la tierra más hermosa que ojos humanos vieran". A ello lo ha llamado Max Henríquez Ureña en su Panorama histórico de la literatura cubana "...el inicio de la creación literaria relacionada con la Isla...". En 1605, el canario Silvestre de Balboa compuso un poema épico referido a un episodio en el oriente insular, que ha sido considerado el antecedente más pleno de la literatura cubana y, naturalmente, de su poesía. Se trata de Espejo de paciencia, compuesto en octavas reales, cuyo final reúne un grupo de octosílabos al modo del siglo XVI español: el "motete", que algunos críticos han querido relacionar con la décima, estrofa luego extremadamente popular. La obra de Balboa puede ser asimismo antecedente de la literatura canaria y aunque su tema y territorio descrito es "cubano", en verdad es obra propia de la literatura española, aunque en Cuba su referencia parece obligada, debido a las razones de antecedentes expuestas.

 
1/8
siguiente
prologo
    
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

fondo
fondo
                             INICIO     PRÓLOGO    AUTORES
cabezal
fondo
Edición: VIRGILIO LÓPEZ LEMUS / Diseño Web: YALIER PÉREZ MARÍN
© Cubaliteraria, 2001.