cabezal
                             INICIO     PRÓLOGO    AUTORES
fondo
Cien poetas

ÁNGEL GAZTELU
(1914)


La poesía de intención religiosa de Cuba tiene en Gaztelu un poeta esencial. Su sentido de la oda a veces tiene notas de elegía, pero sobre todo la pureza de las formas que elige, le concede a su obra lírica un entorno exquisito, donde la palabra se hace señora de la canción. Es un cuidadoso sonetista, un autor de finas décimas, y usa un verso libre versicular de claro ritmo. Sus temas cubanos le distinguen en medio de una poesía apasionada por la fe. Véase el poema "Nocturno de las espigas".


Obra referencial: Gaztelu, Ángel : Gradual de laudes, Ucar García S.A., La Habana, 1955.

 

NOCTURNO DE LAS ESPIGAS

Esta es la clara noche de las espigas y las estrellas
Y de la media luna, pastora de las lentas vigilias y las lumbres pálidas,
Recortando el perfil redondo de la colina fresca.

Esta es la clara noche de las estrellas y las espigas
Y del lenguaje delicado y trémulo de las azules flores
Que espolvorean de pólenes de plata las sombras diamantinas.

Esta es de las estrellas y las espigas la noche clara,
De los frescos aromas, del verde estallido de los inquietos brotes,
De las breves llamas de oro de las nuevas hojas y de las brillantes pelusillas
de las ramas.


Esta es de las espigas y las estrellas la clara noche
Y de la voz ardiente de grave espuma de la paloma cálida
Que medita en su nieve las tiernas formas de la llama insomne.

De las espigas y las estrellas es la clara noche esta
En que el silencio abre las puertas inefables de la armonía de las esferas
lejanas,
Cuando en coros rituales danzan las flores y se enciende de sueños la
floresta.

Esta de las estrellas y las espigas la clara noche es
En que trenza vibrante y enajenada sus tresillos de plata y la flébil filomela
Y en que los chopales pálidos tiemblan al helor escarchado de su rondel.

La noche clara de las espigas y las estrellas es esta
En que la media luna segando con su hoz la blanca mies
Va en apretados haces de luces, allá por la colina, haciendo su diáfana
faena.

Esta es la clara noche de las espigas y las estrellas
En que el cielo y la tierra funden sus pintados frutos y sus vivas aguas,
En que la fuente levanta de cristal y de flores talladísima cesta,
Ofreciendo de rodillas a la unción gozosa de la noche enamorada.


subir

autores
    
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

fondo
fondo
                             INICIO     PRÓLOGO    AUTORES
cabezal
fondo
Edición: VIRGILIO LÓPEZ LEMUS / Diseño Web: YALIER PÉREZ MARÍN
© Cubaliteraria, 2001.